Skip to content Skip to footer

Se dice que

Los alcaldes de los municipios del Estado de México son de los mejores pagados del país

Vaya cierre de año en el Estado de México. Trabajadores del gobierno desesperados por la falta de pago protestan en al menos una decena de municipios. El Poder Legislativo congestionado, depauperado ante la ausencia de talento y talante para alcanzar acuerdos entre las diversas fuerzas políticas. El Poder Ejecutivo, distante, ausente. El Poder Judicial… de vacaciones. No, no es buen cierre. Las cosas en el 2022 serán complicadas.

*

Los alcaldes de los municipios del Estado de México son de los mejores pagados del país. Algunos ganan hasta tres veces más que cualquiera de los alcaldes de la Ciudad de México. Pero también los síndicos y los regidores. Lo cabildos aquí son muy caros, carísimos. No valen lo cobran, sus resultados son pésimos y, los peor de todo, la mayoría son corruptos. Urge una reforma estructural para poner orden en los ayuntamientos.

*

A la mayoría de los alcaldes desastrosos del valle de Toluca los apadrinó el senador Higinio Martínez. Él los impulsó como candidatos de Morena en 2018, sin importar su pasado o su origen. Él fue el patrocinador de Juan Rodolfo, Gabriela Gamboa y Gerardo Nava, entre otros. Él es su jefe político. La paternidad de esos gobiernos miserables, que hoy tienen a buena parte del territorio estatal al borde del estallido social, es de Higinio. ¿Esa es su oferta con la que quiere ser gobernador?. Como ciudadanos conscientes y responsables no debemos permitirlo. Higinio y los suyos son parte del problema, no la solución.

*

Cada vez se entrampa más el presupuesto 2022. Desafortunadamente la operación política de Elías Rescala no ha sido eficaz, en el palacio de gobierno esperaban cosas mejores de él. Da la impresión de que las cosas con su principal aliado, el PAN, no están bien. No están caminando en la misma dirección ni al mismo ritmo. Al PRI le ha fallado el cálculo de negociar con Morena. Habrá presupuesto, sí, pero quizá hasta el tiempo límite que marca la ley, allá a finales de enero.

*

Después de la chamuscada que le dieron a los diputados Francisco Santos y Gerardo Lamas cancelaron sus vacaciones y, obligados, regresaron a trabajar. Fue una verdadera tarugada la que hicieron, dejar tirado el trabajo para irse a descansar cuando no cumplen ni 3 meses en el trabajo. Peor aún, cínicos e indiscretos, presumieron el periplo de placer en sus propias redes sociales. Estos diputados cobran más o menos 150 mil pesos mensuales, tienen asesores, choferes, secretarias y asistentes, en verdad se dan una vida de lujo con cargo al presupuesto y, aún así, creen que pueden hacer lo que quieran sin que nadie les diga nada. Esos tiempos se acabaron. ¡A trabajar, holgazanes!

*

¡Feliz Navidad!