Skip to content Skip to footer

Son bajísimas las probabilidades de que secuaces de Peña terminen enjuiciados

se-dice-que

Son bajísimas las probabilidades de que secuaces de Peña terminen enjuiciados

José Manzur está tan activo como en aquellos tiempos que despachaba en la Secretaría General de Gobierno en la gubernatura de Eruviel

Las probabilidades de que Erwin Lino, Jorge Corona, Antero Rodarte o Isabel Barroso terminen enjuiciados por participar activamente en la red de corrupción tejida durante la presidencia de Enrique Peña son bajísimas, quizá de una en 10. Es público notorio que todos ellos, y muchos más, se enriquecieron durante el peñato –que comprende también al periodo de la gubernatura del Estado de México–, pero son charalitos comparados con los verdaderos peces grandes, como Juan Armando Hinojosa, Ricardo San Román, José Miguel Bejos o el mismísimo Luis Videgaray, esos sí robaron obscenamente y no los han tocado ni, por lo que se ve, tocarán.

*

Quienes más interesados están en que Peña Nieto siga siendo exhibido mediáticamente como vulgar pillo y que se le juzgue por corrupto son los grandes empresarios que no le perdonan que no haya impedido el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en 2018. Los mismos que impulsaban a Anaya y que antes impusieron a Calderón. El más visible de ese grupo, Claudio X González. Son esos grupos de interés económico lo que quieren ver rodar la cabeza de Peña. Es su venganza.

*

Aunque hacen esfuerzos por mantenerse tras bambalinas, dos personajes claves del delmacismo se vuelven cada vez más notorios: Francisco Sarmiento y Víctor Curioca. Sarmiento es la materia gris, el estratega. Curioca, el hombre de los dineros. No hay que perderlos de vista, pronto empezará a hablarse mucho sobre ellos.

*

José Manzur está tan activo como en aquellos tiempos que despachaba en la Secretaría General de Gobierno en la gubernatura de Eruviel. Es el ajonjolí de todos los moles. Tiene intereses lo mismo con el aspirante panista Enrique Vargas, que con las priistas Alejandra del Moral y Ana Lilia Herrera, el morenista Higinio Martínez. Eso no es todo también con Juan Zepeda de MC o hasta con José Coutollenc, del PVEM. Pepe apuesta a todos y juega con todos, de lo que se trata es ganar y preservar el statu quo.

*

A la nueva presidenta del IEEM, Amalia Pulido, en la conversación política local se refieren a ella como “la pandita”, por eso de que pasan y pasan los días y no abre los ojos. Lo real es que la mayoría de los electores mexiquenses no tienen la más remota idea de quién es ella o cuáles son sus responsabilidades y los niveles de confianza del instituto se deterioraron con su llegado. Tendrá que espabilarse pronto y ponerse a trabajar, por lo menos dar señales de vida. Alguien debería decirle que ya solo faltan menos de 10 meses para las votaciones.