Skip to content Skip to footer

Toluca busca su boleto a la final

Los 16 minutos en los que entró Pablo Velázquez para el encuentro de Ida ante Tigres, fueron quizás suficientes para demostrar que estará listo para el juego de Vuelta de la semifinal ante los felinos.

El atacante tuvo par de oportunidades claras de gol, pero la atención acertada del portero Nahuel Guzmán, impidió que el paraguayo hiciera daño para llevarse un resultado más cómodo el domingo en el “Volcán”.

Toluca tuvo este sábado su último entrenamiento antes de viajar a la sultana del norte con un entrenamiento a puerta cerrada y sin atención a los medios.

Mientras se llega la hora de la verdad, el delantero Jerónimo Amione sostuvo que el empate a cero goles deja abierta la serie para ambos bandos. Sin embargo consideró tener plena confianza en que el balón rodará a favor de Toluca.

“Nos quedamos con un cero a cero que no está decidido. Queríamos un resultado positivo, pero creo que fue importante no recibir gol de ellos, esa ventaja de anotar allá los obligaríamos a abrir sus líneas, hay que saber manejar el encuentro, manejar los tiempo y hacerles daño”.

Dijo que para la segunda parte de esta serie será fundamental “salir a buscar ese gol de visita” en base a “mucho orden, tranquilidad y sin desesperarnos. Tenemos un sistema y jugadores para hacer ese tanto que nos dé el pase a la final”.

Agregó que la ausencia de Egidio Arévalo será un factor a favor, más no determinante pues Tigres “tiene elementos de capacidad para poder reemplazarlo; habrá que aprovechar esas bajas y ocuparnos en el trabajo del equipo, si lo trabajamos con buena concentración tenemos muchas posibilidades de avanzar”.

“Ellos apuestan más por el contragolpe, mantiene bien dos líneas de cuatro para defenderse. En este partido nos jugamos todo el campeonato, son 90 minutos de mucha concentración pero sin desesperarnos. No podemos volcarnos y dejar solo atrás, estoy seguro que se nos presentará la oportunidad de gol y si la tenemos hay que meterla”, añadió Amione.

Los Diablos Rojos trabajaron a puerta cerrada a piedra y lodo  su último entrenamiento; Por la tarde el equipo viajó en vuelo “chárter” rumbo  a Monterrey.