Skip to content Skip to footer

Torneo de box en Neza-Bordo, un golpe de libertad para los internos

A través del programa “Knock out, no tires la toalla” se busca la reinserción social

La secretaría de seguridad a través de la subsecretaría de control penitenciario realizó el pasado martes 15 de diciembre, el primer torneo interestatal de boxeo del programa “Knock out, no tires la toalla” en el que participaron 20 boxeadores de los Centros Penitenciarios y de Reinserción Social  (CPRS) de Nezahualcóyotl y Tenango del Valle.

El martes por la mañana se acondicionó el área de gimnasio del Centro Penitenciario y de Reinserción Social (CPRS) de Nezahualcóyotl Bordo de Xochiaca donde se instaló un ring de boxeo para llevar a cabo un total de diez peleas en las que participaron PPLs de los CPRS de Neza-Bordo y Tenango del Valle, el evento fue transmitido vía zoom a los familiares de los contendientes, quienes a través de la pantalla se emocionaron y alentaron a su equipo preferido con carteles en los que enviaron mensajes emotivos.

La ceremonia protocolaria estuvo encabezada por Eunice Rendón Cárdenas, Coordinadora del Programa “Knock Out, No Tires la Toalla” quien agradeció el apoyo y compromiso con la reinserción social y los programas que se desarrollan; reconoció el trabajo del equipo técnico y profesional, que hizo de esto una realidad y explicó que, además de la parte física, cada uno de las PPL participaron en el Taller del Perdón y tuvieron atención psicoemocional, con el objetivo de dotar de habilidades y herramientas para un pleno desarrollo humano.

Antes de comenzar los combates Manuel Palma Rangel, Subsecretario de Control Penitenciario subió al ring y expresó que este programa ha sido un aprendizaje integral ya que las autoridades toman decisiones más asertivas y diferentes en los procesos de reinserción social de las Personas Privadas de la Libertad (PPL).

En el ‘Taller del Perdón’ todos aprendimos que hay manera de solucionar los conflictos y que a veces no hemos tenido las herramientas suficientes para tomar una decisión, así también creo que nosotros, hemos aprendido que tenemos que tomar decisiones más asertivas para tener un mejor sistema penitenciario”, agregó el funcionario.

Durante las peleas un grupo de reos que fueron seleccionados para poder apreciar el torneo fueron sentados en ambas parte del ring y durante las más de dos horas de peleas gritaron y apoyaron a los boxeadores locales que por un momento disfrutaron de una realidad alejada de la condena que deberán cumplir. Sin embargo esta actividad busca que las PPL mantengan una disciplina deportiva, además de lograr una integración y sana convivencia.