Skip to content Skip to footer

“Vivir sabroso es tener garantía de derechos, no vivir en la casa vicepresidencial”: Francia Márquez

Francia Márquez es lideresa social, abogada y feminista. Será la primera mujer afrocolombiana en asumir el cargo de vicepresidenta en ese país

Una periodista preguntó a la vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez, si mudarse a la residencia oficial era parte de lo que llama “vivir sabroso”. Ante el cuestionamiento, la política señaló que era un pregunta clasista.

Lee: Gana el izquierdista Gustavo Petro la presidencia de Colombia

“Vivir sabroso” fue el lema que utilizó Márquez en su campaña electoral. La abogada y feminista expresó que la frase se refiere a vivir con dignidad y sin violencia, y que no tiene que ver con tener una casa: “no creo que vivir sabroso se refiera a tener una casa“.

“Si cree que porque soy una mujer empobrecida y porque me dan una casa presidencial ya estoy viviendo sabroso, está muy equivocada, es parte del clasismo en este país, si lo miras desde ese lugar”, expresó.

Además, Francia Márquez invitó a la periodista a cuestionarse “lo que significa el vivir sabroso para el pueblo negro en sus entrañas, en su identidad étnica y cultural. Se refiere a vivir sin miedo, se refiere a vivir en dignidad, se refiere a vivir con garantía de derechos“.

¿Quién es Francia Márquez?

Francia Márquez es lideresa social, abogada y feminista. Será la primera mujer afrocolombiana en asumir el cargo de vicepresidenta en Colombia.

La mujer de 40 años es originaria de una región boscosa del Cauca. Ella explicó en entrevista para medios de comunicación que decidió postularse a la vicepresidencia porque los gobiernos le han dado la espalda a los nadie; esto ha derivado en políticas violentas alejadas de la justicia social.

La activista ha manifestado que “vivir sabroso” significa vivir en comunidad y con garantías de seguridad, pues Colombia es un país atravesado por la violencia y los conflictos armados; situaciones que han afectado principalmente a los sectores populares.

“Ojalá hubiera podido seguir en mi Yolombó [vereda del municipio Suárez, en el departamento del Cauca], allá en mi comunidad. Ojalá hubiera podido seguir en mi territorio, tranquila, sembrando la tierra, trabajando con mi gente, con las mujeres; pero lo que hizo que hoy ocupara este lugar es la violencia sostenida que he tenido que vivir”, explicó.