Skip to content Skip to footer

20 días de ingobernabilidad en Amanalco

Los administrativos laboran con inmobiliario rentado y brindan atención a la ciudadanía frente al kiosko del municipio

Las protestas de alrededor de 60 personas simpatizantes de Movimiento Ciudadano se han mantenido durante los primeros 20 días del año. El conflicto político en Amanalco impide la operación regular de las dependencias municipales y la labor de los trabajadores, quienes no han recibido sus pagos de la primera quincena de 2022.  

Para entender mejor: Continúa la disputa por la alcaldía de Amanalco; Morena acusa complicidad del gobierno estatal

Los diálogos entre los inconformes y la administración municipal –encabezada por María Elena Martínez Robles– no han sido fructíferos. Este miércoles los accesos al ayuntamiento volvieron a ser bloqueados por manifestantes e impidieron el acceso a la mayoría de trabajadores, personal de cabildo y ciudadanos.  

¿Por qué existe este conflicto político en Amanalco?

María Elena Martínez ganó las elecciones del 2021 de la mano de Movimiento Ciudadano (MC), partido del que era parte. La entonces candidata sumó 25 por ciento de los votos y triunfo frente a la coalición “Va por el Estado de México” y la coalición Morena-PT.

Sin embargo, en octubre, la alcaldesa anunció que abandonaría Movimiento Ciudadano para sumarse a las filas de Morena e iniciar su administración como militante de este partido. La decisión llevó a sectores de Movimiento Ciudadano a protestar y desatar el conflicto político en Amanalco.

Los administrativos realizan trámites y brindan atención a la ciudadanía frente al kiosco del municipio. Foto: Jesús Mejía

La situación escaló cuando la mañana del 4 de enero la alcaldesa fue agredida y rociada con gas lacrimógeno; esto provocó que se desvaneciera y fuera rescatada por un grupo de policías municipales. De acuerdo con su testimonio, el autor intelectual y material fue el síndico Miguel Ángel Lara de la Cruz.

Al respecto, la presidenta municipal explicó que el conflicto inició en campaña y se ha convertido en un problema personal entre el síndico Lara de la Cruz y ella.

No te pierdas: Alcaldesa de Amanalco denuncia penalmente a síndico por agresión

“El conflicto viene desde mucho antes, en campaña, porque yo me deslindé de Movimiento Ciudadano y me voy a las filas de Morena, por eso la gente está molesta (…). En campaña existió mucha violencia política y de género contra mí. Pedí apoyo a Movimiento Ciudadano y me cerraron las puertas, yo tuve impugnaciones de Movimiento Ciudadano, de mi propio partido; nunca le di la espalda, mi partido me dio la espalda a mí”.

Las demandas

Las personas que asistieron a la protesta del 4 de enero aclararon que no piden la salida de María Elena, sino que puedan acceder a los espacios en el ayuntamiento; presuntamente comprometidos por el equipo de Movimiento Ciudadano durante la campaña electoral.

Por su parte, la alcaldesa explicó que ya se ha abierto al diálogo, en donde ofreció al síndico y los inconformes que conserven la mayoría de direcciones del ayuntamiento.

En campaña existió mucha violencia política y de género contra mí“. Foto: Jesús Mejía

Yo les estoy dejando toda la administración. Nada más pido cuatro espacios para los titulares para que ya se llegue a un acuerdo y empecemos a trabajar normal”.

Mientras tanto, ya está en proceso una denuncia de la alcaldesa ante la Fiscalía del Edomex por las agresiones sufridas en su contra el pasado 4 de enero.  También, otra por violencia de género presentada este miércoles ante la contraloría de la Legislatura Mexiquense.

Problemas de gobernabilidad

Hasta el momento las protestas han afectado la contratación de personal y  los pagos de los trabajadores del ayuntamiento.

Lee: Alcaldesa de Amanalco denuncia penalmente a síndico por agresión

Asimismo, continúan sin operar las cajas para que los ciudadanos realicen sus pagos de agua y predial. Por esta razón, los habitantes no han podido gozar de los descuentos que se otorgan en los primeros días del año.

Por su parte Personal de Seguridad Pública del municipio señaló que el conflicto está impactando en la seguridad pues ya se han dado de baja cuatro de los 40 efectivos con los que  se cuentan y la mayoría de los  procedimientos administrativos que deben realizar están detenidos.

Ante esta situación, los administrativos realizan trámites y brindan atención a la ciudadanía frente al kiosko del municipio. Además, utilizan inmobiliario rentado, a la espera de un acuerdo que destrabe el conflicto.