Skip to content Skip to footer

Acusan al alcalde de Malinalco de autoritario

Un donativo de 6 mil pesos por parte de Televisa y la molestia porque le exigieron el servicio de limpia, fueron motivos suficientes para que el alcalde de Malinalco, Vidal Pérez Vargas decidiera destituir a la delegada de Chalma, Catalina Jazmín Juárez.

La decisión unilateral del presidente municipal propició que este viernes decenas de habitantes del segundo santuario católico más importante del país, se trasladarán a Toluca para protestar por el autoritarismo y prepotencia de Pérez Vargas, a quien acusaron de bloquear obras y servicios y generar una mala imagen del lugar turístico-religioso.

Todo se generó, explicaron los inconformes, después de que la producción de la telenovela "Que pobre están ricos" de Televisa grabó unos capítulos en el santuario, tras lo cual entregó donativo económico, mismo que el presidente municipal reclamó para las arcas del Ayuntamiento.

"Después de que se grabó la telenovela la delegada recibió un donativo que nunca exigió, fue voluntad de los productores pero el presidente reclamó esa cantidad, y como castigo decidió no recibir la basura de Chalma en el depósito municipal de Malinalco. Después decidimos manifestarnos y como no nos atendía le tiramos un camión de basura frente a su oficina, lo cual le molestó mucho e inició un procedimiento contra la delegada hasta que la destituyó el día de ayer", refirieron.

Los manifestantes advirtieron que si en menos de 24 horas Vidal Pérez no restituye a Catalina Jazmín en su cargo de delegada de Chalma, habrán de tomar la presidencia municipal.

Según pobladores, el alcalde priísta trata de asumir el control administrativo de Chalma mediante la imposición de personas afines, aún cuando su administración no presta ni un solo servicio público.