Cienfuegos, un general incómodo en la lucha militar contra el narcotráfico

Cienfuegos, un general incómodo en la lucha militar contra el narcotráfico
Durante su mandato como titular de la Sedena, enfrentó acusaciones por presunta omisión y agresiones en el caso Ayotzinapa y Tlatlaya

Rompiendo con la habitual discreción militar, el general Salvador Cienfuegos no dudó en alzar su voz contra el involucramiento del Ejército mexicano en la guerra contra el narcotráfico, delito por el que terminó preso en Estados Unidos.

De 72 años y gesto recio, Cienfuegos, a quien la justicia estadounidense retiró los cargos para permitir que sea investigado en México, consideraba que sus hombres no estaban capacitados para perseguir capos y que ese rol ponía en riesgo a la población.

Lo dijo en 2016, siendo ministro de Defensa del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), una década después de que el gobierno desplegara una ofensiva militar contra el tráfico de drogas. 

En esos 14 años se han registrado más de 296.000 asesinatos en México, la mayoría ligados al crimen organizado.

«No lo pedimos (…), no estamos cómodos con la función», sostuvo entonces el oficial, que recibió las más altas condecoraciones durante 54 años de carrera.

Hijo de un teniente coronel y una costurera, Cienfuegos nació el 14 de junio de 1948 en Ciudad de México e ingresó a los 16 años al Colegio Miliar. A los 57 años obtuvo el grado de General de División.

Como acostumbran los altos mandos, ha mantenido su vida personal casi en secreto. Casado una sola vez y padre de cuatro hijas, fue detenido con parte de su familia cuando llegaba de vacaciones a Los Ángeles el pasado 15 de octubre.

– «Estridente» –  

Durante su mandato como titular de la Sedena, el Ejército enfrentó acusaciones por presunta omisión y agresiones en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014, y por supuestas ejecuciones en el municipio de Tlatlaya, donde 22 personas fueron asesinadas ese año.

«No tengo nada que esconder, no he cometido nada y va por delante también mi prestigio», arremetió Cienfuegos, cuestionado por la prensa sobre los alumnos desaparecidos.

También tomó la palabra en el caso de Tlatlaya (centro), por el cual 11 militares fueron detenidos y luego puestos en libertad.

«Si los soldados son culpables, que los castiguen; si no, que los exoneren», sostuvo.

«Si se compara la personalidad de Cienfuegos con la de Luis Crescencio Sandoval (actual secretario de Defensa), puede ser que el carácter de Cienfuegos sea mucho más protagónico, más estridente, y también deliberante», opina Erubiel Tirado, experto en fuerzas armadas de la Universidad Iberoamericana.

Para Javier Oliva, especialista en asuntos militares de la Universidad Nacional Autónoma (UNAM), Cienfuegos es «un verdadero líder y referente moral», además de inocente de los cargos de narcotráfico.

Uno de sus discursos más sonados tuvo lugar en un complejo militar de Ciudad de México ante miles de soldados, a quienes habló del caso de una mujer torturada por policías y militares.

«Quienes actúan como delincuentes, quienes no respetan a las personas, quienes desobedecen (…) no son dignos de pertenecer a las fuerzas armadas», espetó.

– Carrera destacada –

Cienfuegos era investigado por la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) desde hacía una década bajo el operativo «El Padrino», mote que supuestamente le pusieron los narcos. Sin embargo, no enfrenta acusaciones en México.

Por aquellos años, en 2011, fue nombrado inspector y contralor del Ejército, puesto que ocupó sólo cinco meses porque fue ascendido a Oficial Mayor, encargado de las finanzas del Ejército.

Antes había estado al mando de cuatro de las regiones militares más importantes del país, entre ellas las de Jalisco (oeste), foco ahora de la violencia criminal, y Ciudad de México.

Cienfuegos tuvo además puestos importantes en el Estado Mayor, extinto cuerpo que se encargaba de la seguridad presidencial.

En septiembre de 2018 fue reconocido por el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa William J. Perry, de la Universidad de la Defensa Nacional de Estados Unidos.