Skip to content Skip to footer

Cuesta de enero obliga a los toluqueños a empeñar sus pertenencias

Javier es uno de esos mexiquenses que llegó desde temprano a una sucursal de empeño en el centro de Toluca para dejar en prenda su televisor

Algunos mexiquenses sufrieron dificultades económicas derivadas de la crisis, luego de los gastos de fin de año. Por esta razón, han recurrido a las casas de empeño como una solución a la cuesta de enero.

Lee: Uno de cada 10 toluqueños vive en pobreza extrema, el doble de Ecatepec

Javier es uno de esos mexiquenses que llegó desde temprano a una sucursal de empeño en el centro de Toluca para dejar en prenda su televisor. En entrevista, explicó que debe pagar la renta de su casa y la colegiatura de sus dos hijas, de no hacerlo podrían quedarse sin clases.

“Pues como llega a pasar, se nos juntan los pagos y bueno esta es una solución para obtener dinero rápido; ya he venido cuando tengo otro apuros y pues […] venir a dejar mis pertenencias es una forma segura, aunque queda la duda de poderlas recuperar”.

Javier obtuvo 2 mil 700 pesos por su televisor, pero en el mercado tiene un valor superior a los 5 mil pesos.

“No te dan lo que vale, pero peor es nada”, expresan algunas personas que también deben desprenderse de sus pertenencias para obtener un ingreso extra.

Aumenta 80% la solicitud en casas de empeño

Desde el pasado 5 de enero, la demanda de servicio en las casas de empeño han reportado un aumento de por lo menos 80 por ciento de su servicio, detallan el personal de los establecimientos.

“Por día estamos atendiendo como a unas 25 personas cuando en diciembre apenas llegaban como cinco o siete”, comenta Juan Manuel, trabajador de la casa de empeño.

Explica que los mexiquenses acuden principalmente para empeñar celulares, televisores, herramienta y tabletas. Los empleados reconocen que una vez que se cumple la fecha límite para desempeñar el artículo, solo la mitad lo rescata. Esto se refleja en ganancias para las casas de empeño; pero una situación preocupante para las personas que pierden sus pertenencias.

“Yo creo que de los 25 que llegan por día para dejar algo en empeño, la mitad recuerda su fecha para desempeñar y recupera sus cosas. La otra mitad lo deja perder, principalmente los celulares, porque muchas veces siguen sin dinero y ya no pueden recuperarlo”.

A finales de enero los establecimientos de empeño registran un número importante de electrónicos en mostrador debido a los vencimientos. Por ello, disminuyen el costo de los objetos y así recuperan un poco del dinero que se prestó.

Tandas y cajas de ahorro, otra salida para la crisis

Otra alternativa para conseguir dinero durante la cuesta de enero es ser parte de una tanda o una caja de ahorro, métodos que son factibles siempre y cuando quienes participen u organicen sean personas responsables.

Hay que tener cuidado, si nosotros somos los que organizamos (…), estar atento de que quienes participen sean cumplidos en sus aportaciones. Esto se tendrá que hacer en cualquier tipo de evento que conlleve dinero” señaló Dante León, economista y docente de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Te recomendamos: Aumentan clientes de casas de empeño por regreso a clases

Para el especialista los métodos como la “Flor de la abundancia o Factor 360” –donde prometen a los participantes triplicar el dinero que deben invertir– son procesos fraudulentos, ya que no es seguro que les entreguen su dinero nuevamente.

“La gente que genera un ahorro relativamente pequeño, no hay ningún beneficio en este tipo de alternativas ya que si no se tiene el ingreso económico, pues no van atener para dar dos mil o tres mil pesos de inicio”

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el 28% de los hogares en México tiene un ahorro anual de 15 mil 600 pesos, pues tienen un ahorro mensual de 200 a 300 pesos; sin embargo, la gran mayoría busca las casas de empeño para hacerle frente a las crisis y gastos inesperados.