Deja Banamex director tras caso Oceanografía

Javier Arrigunaga Gómez del Campo renunció este viernes como director general del Grupo Financiero Banamex, en una secuela del fraude cometido por Oceanografía, una empresa proveedora de servicios a Petróleos Mexicanos (Pemex) que puso en duda los mecanismos de control y prevención del segundo banco en tamaño del sistema financiero, publica La Jornada. El ahora […]

Javier Arrigunaga Gómez del Campo renunció este viernes como director general del Grupo Financiero Banamex, en una secuela del fraude cometido por Oceanografía, una empresa proveedora de servicios a Petróleos Mexicanos (Pemex) que puso en duda los mecanismos de control y prevención del segundo banco en tamaño del sistema financiero, publica La Jornada.

El ahora ex director del Grupo Financiero Banamex es también, desde marzo de 2013, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), la agrupación que representa los intereses de los intermediarios bancarios que operan en el país.

La renuncia de Javier Arrigunaga fue hecha pública siete meses después de que, el 28 de febrero pasado, Banamex reconoció que había entregado a Oceanografía préstamos por al menos 400 millones de dólares garantizados con documentación falsa, una falla que causó que autoridades mexicanas y de Estados Unidos abrieran investigaciones que están en curso.

Banamex es propiedad a 100 por ciento de Citigroup, el mayor banco del mundo. “A la luz de las dificultades que nuestra institución ha enfrentado a lo largo del último año, Javier Arrigunaga llegó a la determinación de que era necesario un nuevo liderazgo para el grupo”, declaró el mexicano Manuel Medina Mora, presidente del consejo de administración de Banamex y co presidente de Citigroup, según un comunicado de la institución difundido esta mañana.

El propio Medina Mora ha sido mencionado en una investigación en curso en una corte de Delaware, Estados Unidos, en la que un fondo de pensiones pide conocer si el fraude de Oceanografía fue resultado de fallas en los mecanismos de control de riesgo de Citi y de su filial Banamex, como publicó La Jornada este viernes.

“Aunque Citigroup considera el fraude de Oceanografía a Banamex como un hecho aislado, la evidencia muestra que los controles internos pudieron ser insuficientes o que pudo no haber un monitoreo adecuado, ambas eventualidades dentro de la responsabilidad del comité de gestión de riesgo de Citi. Adicionalmente, el copresidente de Citi (Manuel Medina Mora) tiene también el cargo de presidente de Banamex y es responsable de supervisar las operaciones de Citigroup en México, lo que aporta un vínculo adicional entre los temas de Banamex y la alta dirección de Citi”, de acuerdo con la juez Abigail M. LeGrow, quien lleva el caso presentado por el fondo de pensiones de los bomberos de Oklahoma, que siente que su patrimonio, invertido en parte en acciones de Citi, fue afectado por el fraude de Oceanografía, dado que causó un quebranto en el patrimonio de la institución financiera estadunidense.

 

Un miembro destacado

Javier Arrigunaga trabajaba en Banamex desde hace 12 años. Antes de prestar sus servicios en esa institución fue director general del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), el mecanismo empleado por el gobierno del ex presidente Ernesto Zedillo para trasladar a la deuda pública el costo del rescate bancario de 1995, que actualmente sigue siendo pagado por los contribuyentes mexicanos.

En un comunicado difundido esta mañana por Banamex, Medina Mora aseguró que desde hace 12 años Javier Arrigunaga ha sido un miembro destacado del equipo de la institución financiera, que este año celebra 13 décadas de presencia ininterrumpida en el país.

Arrigunaga “trabajó incansablemente para hacer crecer nuestra franquicia y a lo largo de este tiempo logró profundizar nuestra relación con clientes y audiencias clave para Banamex”, expuso Medina Mora, según el comunicado. “Adicionalmente, como presidente de la Asociación de Bancos de México jugó un papel determinante al frente de la banca y su liderazgo contribuyó a la aprobación de la reforma financiera, una prioridad para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y un avance para la industria financiera. Estamos muy agradecidos por sus aportaciones y le deseamos lo mejor en el futuro”, añadió Medina Mora.

La posición de Arrigunaga como director general del Grupo Financiero Banamex será ocupada por Ernesto Torres Cantú, quien seguirá fungiendo como director general del Banco Nacional de México, la subsidiaria bancaria del grupo.

 

El origen

El 28 de febrero pasado, Citi se vio forzado a reducir a la baja el monto de ganancias que previamente había anunciado para el ejercicio de 2013, luego de quedar al descubierto un fraude cometido a su filial mexicana Banamex, que aporta 10 por ciento de los ingresos del grupo multinacional, que tiene operaciones en 160 países.

Oceanografía, empresa que después de conocido el fraude fue intervenida por el gobierno federal, obtuvo préstamos de Banamex por 585 millones de dólares, que fueron garantizados por esa compañía con cuentas por cobrar a Pemex.

Después de una investigación quedó demostrado que 400 millones de dólares en préstamos fueron obtenidos por Oceanografía de manera fraudulenta, dado que entregó como garantías documentos por cobrar a Pemex que fueron falsificados.

El consorcio financiero multinacional tuvo que hacer un ajuste de 360 millones de dólares en sus ganancias del año pasado para reconocer el costo del fraude causado por Oceanografía, según la compañía.

‘‘Citi ajusta a la baja sus resultados financieros del cuarto trimestre de 2013, así como los correspondientes a todo el año por un monto estimado de 235 millones de dólares después de impuestos (360 millones antes de impuestos), derivado de un fraude recientemente descubierto en perjuicio de Banamex, su subsidiaria en México’’, explicó en aquella ocasión la firma estadunidense.

‘‘Puedo asegurar que los responsables de ese fraude pagarán por ello’’, declaró Michael Corbat, director general de Citi, en un comunicado fechado el 28 de febrero.

 

Banamex trató de cerrar el caso

La investigación interna de Banamex en el fraude cometido por la empresa Oceanografía concluyó el 14 de mayo pasado con el cese de 11 empleados.

"Como resultado de esta investigación, desafortunadamente Banamex dio por terminada la relación laboral de 11 funcionarios de distintos niveles jerárquicos, áreas funcionales y de negocio que no cumplieron con los estándares de supervisión esperados de sus responsabilidades", dijo el banco en comunicado ese día.

La institución se reservó el nombre y las posiciones jerárquicas de los funcionarios cesados. Tampoco informó si los empleados despedidos son sujetos a un juicio por su participación en las operaciones fraudulentas.

"Es de esperarse que en el curso de esta investigación otros colaboradores, lo mismo de México que de otras regiones, sean también sancionados", añadió el comunicado.

El ahora ex director del grupo Javier Arrigunaga comentó el 14 de mayo, respecto al término de la investigación interna realizada por el banco:

“Durante más de dos meses en Citi hemos llevado a cabo una investigación rigurosa, con el apoyo de un despacho de reconocido prestigio internacional, para conocer la forma en que fue cometido este presunto fraude; estamos revisando también nuestros procesos y controles de riesgo, y seguimos fortaleciendo toda área que no cumpla satisfactoriamente con los estándares globales de Citi y sus mejores prácticas".

Con la declaración de que terminó su investigación interna, Banamex pretendió dar por cerrado el caso de Oceanografía, una operación que puso bajo cuestionamiento las prácticas de control del segundo grupo financiero en México.

“De esta forma, cerramos un doloroso episodio de nuestra historia. Un hecho lamentable que enfrentamos frontalmente desde el inicio y en cuya solución hemos trabajado arduamente. Las conclusiones de la investigación evidencian nuestras fallas, pero también nos dejan un valioso aprendizaje que debemos aprovechar para el futuro”, comentó entonces Javier Arrigunaga, según un comunicado distribuido por Banamex el 14 de mayo.

 

(La Jornada)