Skip to content Skip to footer

Denuncian vecinos de Plan de Guadalupe, en Cuautitlán Izcalli, robo de coladeras

Estas son comprada en el mercado negro del fierro viejo por 200 y hasta 350 pesos, dependiendo del tamaño y peso

Habitantes de la colonia Plan de Guadalupe –en Cuautitlán Izcallireportaron el robo de coladeras de registros de agua. Motociclistas, vehículos, ciclistas y peatones han caído en estos huecos, provocándoles lesiones y daños materiales.

Lee: Robo de alcantarillas, el problema de nunca acabar en el Valle de Toluca

El robo de coladeras de acero inoxidable se ha convertido en un blanco para los delincuentes. Ellos las ofrecen en el mercado negro del fierro viejo, en donde les pagan desde 200 hasta 350 pesos, dependiendo del tamaño y peso.

Coladeras sin tapa en la calle Miguel Hidalgo, en la colonia Plan de Guadalupe. Fotos: Jesús Mejía

“Yo he contado hasta ahorita cinco aproximadamente. Hace dos meses empezamos a notar que se comenzaron a robar las tapas de los registros de agua potable que pertenecen al municipio de Cuautitlán Izcalli. Mucha gente […] se cae, por ir con el celular no se fijan que no hay tapa”, explica Rosa Méndez, vecina de Plan de Guadalupe I.

Carlos Enríquez, vendedor de una tienda de abarrotes, explica que hasta 9 personas han tenido accidentes en un día. “Puse una llanta para evitar que la gente siguiera cayendo, pero también ya se la volaron. Ya hice mi reporte con los delegados, quienes no nos han dado solución”.

La colonia Mirador de Santa Rosa también presenta esta problemática. Aquí se contabilizan el robo de más de seis tapas sobre las calles principales.

Hundimiento de coladeras

Vecinos de la colonia Plan de Guadalupe denunciaron el hundimiento de una coladera, provocado por el paso de vehículos pesados con dirección a la zona industrial.

“Hace seis meses habían hecho trabajos para evitar el hundimiento y mal estado de la coladera, pero ahora ya está igual o peor. Cuando llueve en esta esquina es un caos porque los automovilistas ya no pueden pasar por esa calle del mal estado en que se encuentra”, señala Ernesto Flores, otro vecino de la colonia.

Coladera hundida por el peso. Fotos: Jesús Mejía

Los habitantes de la colonia han colocado postes de metal para evitar el tránsito de trailers; sin embargo, los camiones continúan pasando y el deterioró de la calle se agudiza.

Hasta el momento, autoridades municipales no se han pronunciado respecto a las denuncias de los vecinos.