El cuento de que Del Mazo “entregará” el Edomex a Morena por su cuenta en Andorra es simpleza bobalicona

El cuento de que Del Mazo "entregará" el Edomex a Morena por su cuenta en Andorra es simpleza bobalicona
La Unidad de Inteligencia Financiera, entonces dirigida por Santiago Nieto, aseguró que el gobierno federal no investigaría nada sobre el caso

El cuento de que Alfredo del Mazo “entregará -como si se tratará de su propiedad- el Estado de México a Morena porque lo tienen agarrado con lo de su cuenta en Andorra” es de una simpleza bobalicona solo apta para idiotas. No resiste el menor análisis, desmotarlo es muy sencillo. Efectivamente, en julio del 2019, el periódico español El País en su edición mexicana publicó que en 2012 -cuando era alcalde Huixquilucan- Alfredo del Mazo ocultó 1.5 millones de dólares en el paraíso fiscal del principado de Andorra. Se hizo un escándalo y un par días después el propio Del Mazo lo confirmó aceptando su error. En Europa se había realizado una investigación, se congelaron temporalmente los fondos, no se encontró nada ilegal y los liberaron; justo en ese contexto se dio la filtración de información a El País. Tres meses después, las autoridades mexicanas, vía la Unidad de Inteligencia Financiera, entonces dirigida por Santiago Nieto, aseguró que el gobierno federal no investigaría nada sobre el caso. ¿De dónde sacan entonces que con eso tiene tomado del cuello para que pierda su partido la elección en curso? De la mala leche y la fantasía.

*

Del Mazo no fue el único político mexiquense con depósitos en Andorra. Del primero que se supo fue de Arturo Montiel, después de Enrique Peña y alguno más de su primer círculo. Ocultar fondos en paraísos fiscales se puso de moda. La lista es larga y también están los nombres de empresarios y testaferros, y no solo en Andorra, también en Singapur, Luxemburgo, Santa Lucía, Panamá, Hong Kong, Irlanda, Suiza, Gibraltar y Jersey.

*

La gubernatura se ganará en las urnas, aunque está la tentación de al menos un grupo de forzar a que se resuelva en tribunales. Si no es con votos, entonces con litigios. Suplantar a los electores con jueces y magistrados. Sí, hay una estrategia prevista de lawfare, la guerra judicial como alternativa de acceso indebido al poder político. Los demonios andan sueltos.

*

Al reto de acceder o mantener el poder habría que agregar otro, quizá mayor, la gobernabilidad futura. La probable polarización en la disputa hace previsibles tensiones y rupturas. Preocupante, la paz social está en riesgo.

*

Inician las campañas este lunes y en CAMBIO Venite23 estará el análisis. Abrimos con programa especial el domingo en punto de las 11 de la noche. Allí nos vemos.