El PRI está en calma, no hay síntomas reales de ruptura

El PRI está en calma, no hay síntomas reales de ruptura
Los delmacistas están entusiasmados. Tienen la convicción auténtica de que con Alejandra del Moral pueden ganar la elección del 2023 y prolongar la estancia del PRI en el poder otros 6 años para llegar a los 100 ininterrumpidos gobernando el Estado de México. Su estado de ánimo es ostensiblemente optimista. Aquellos días de la angustia […]

Los delmacistas están entusiasmados. Tienen la convicción auténtica de que con Alejandra del Moral pueden ganar la elección del 2023 y prolongar la estancia del PRI en el poder otros 6 años para llegar a los 100 ininterrumpidos gobernando el Estado de México. Su estado de ánimo es ostensiblemente optimista. Aquellos días de la angustia por el avance imparable de la popularidad de Delfina, parece que han terminado. Quizá deberían tener prudencia, la efusividad suele nublar la objetividad.

*

El PRI está en calma, no hay síntomas reales de ruptura. En la élite, los signos son de concordia institucional. En las bases hay tranquilidad. El enfado de Ana Lilia y sus simpatizantes se diluye con los días. No hay reacción fuera de las redes sociales. Nadie ha presentado hasta hoy una denuncia o queja formal. Tampoco los órganos internos del PRI han iniciado acción alguna contra la diputada. El procesamiento de las diferencias ha sido estridente, pero en el fondo terso. Nadie ha rechazado la virtual candidatura de Alejandra.

*

La disyuntiva electoral del 2023 será continuidad o cambio. Morena y sus aliados se presentarán a los votantes como la opción de cambio. El PRI y los suyos como continuidad con cambio. Para reducir el riesgo de desilusión o francamente de equivocación, los ciudadanos deberán informarse bien antes de tomar una decisión. Misión casi imposible frente a debilitamiento o perversión de muchos medios de comunicación y a la operación de los aparatos de propaganda que tanto pueden tergiversar o transpolar la verdad, como lograr que oprimidos aplaudan a opresores. «He ahí el quid de la cuestión».

*

Sorprendente, realmente sorprendente, el insospechado brinco del Partido Verde en las preferencias electorales proyectadas para las votaciones del próximo año en el Estado de México. El promedio en las encuestas es de entre 6 y 8 por ciento. Los verdes como un factor decisión. Pepe Couttolenc –que está desde hace tiempo en pláticas formales con Morena– puede sonreír.

*

El secretario General de Gobierno, Luis Felipe Puente, en la mesa del Conversatorio AD del próximo lunes. Mucho de que hablar con el responsable de conducir la política interior. Como siempre, será en vivo y con participación abierta. Envíen desde ahora sus comentarios y preguntas.