Skip to content Skip to footer

Extraerán agua de Presa Madín para abastecer al Edomex y a la CDMX

En la Presa Madín han encontrado diversas sustancias contaminantes orgánicas y químicas, como el aluminio, y otros contaminantes emergentes

Con la construcción de la segunda planta en la Presa Madín se podrán extraer hasta 500 litros de agua por segundo adicionales durante siete meses al año; se distribuirán de forma equitativa entre municipios mexiquenses y alcaldías ubicadas al oriente de la Ciudad de México.

Te recomendamos: Peligran agua y ecosistema de Presa Madín con Plan de Desarrollo de Naucalpan

Las autoridades estiman que la planta comenzará a funcionar a mediados de 2022 y operará en complemento con la que está en funciones desde la década de los 70.

Esto no afectará a los 200 mil habitantes de Atizapán, Tlalnepantla y Naucalpan, al contrario, se incrementará el suministro que actualmente reciben, expresaron autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) y del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX).

Luego de varios trabajos de campo, se determinó que durante algunos meses del año los niveles adicionales de extracción pueden ser aprovechados, sin afectar los niveles de la presa, dijo Jesús Montes Ortiz, gerente de Aguas Superficiales e Ingeniería de Ríos de la Conagua.

Sin embargo, la Presa Madín tiene problemas de contaminación a causa de materia orgánica, nitrógenos, fósforos y contaminantes emergentes, es decir las sustancias que se emplean en la elaboración de cremas, champús y otros artículos de belleza, por descarga de aguas residuales, admitió Victor Bourguett, director del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México.

A pesar de esa problemática, la planta potabilizadora que ya se encuentra en la Presa puede remover esos contaminantes y la nueva lo hará también a un costo más bajo, ya que contará con tecnología más moderna.

Lee: La Presa Madín y el daño ambiental que las empresas se niegan a pagar

Bourguett dijo que este proyecto será coordinado y financiado tanto por las autoridades mexiquenses como por las de la Ciudad de México. El plan contempla además la eliminación de las descargas clandestinas a través de la planta potabilizadora.


Un reportaje de Mercedes Martínez, publicado en AD Noticias, explica que en la Presa Madín han encontrado diversas sustancias contaminantes orgánicas y químicas, como el aluminio, y otros contaminantes emergentes, como el diclofenaco.

Estos contaminantes repercuten en la salud de los diferentes organismos que habitan en la Presa.