Skip to content Skip to footer

Fracasan programas de activación física; hay 900 mil niños con obesidad

En el Estado de México 900 mil niños viven con sobre peso y obesidad, producto muchas veces del consumo en exceso de alimentos chatarra, la falta de ejercicio en las escuelas y las acciones aisladas que el gobierno emprende contra esta epidemia, afirmó Irak Vargas Ramírez, presidente de Virtud Ciudadana.

Tras un amplio análisis del sistema educativo así como de los programas emprendidos por la Secretaría de Salud para combatir la obesidad infantil, la organización ciudadana advierte que en pocos años de ser el segundo estado con el mayor número de infantes con este trastorno alimenticio, podría ocupar la primera posición que es hoy del Distrito Federal.

De los dos millones 300 mil niños de entre 5 y 11 años que viven en la entidad, el 37 por ciento refiere la última encuesta de nutrición padecen de sobre peso u obesidad, y la principal causa sigue siendo la mala alimentación.

Programas como la restricción de venta en las tiendas escolares no funcionan –advierte- hoy las latas de refresco que se venden sólo cambiaron la presentación, son más pequeñas lo que provoca que un alumno se tome dos, 25 por ciento más del azúcar que consume con un refresco normal.

Aunado a ello en las tiendas sólo el 10 por ciento de los productos que se expenden son nutricionales, leche, huevo, tortilla, salsa, el resto es comida chatarra con altas calorías, pero la mayoría de los consumidores no lo sabe.

Por ello presentarán un pliego petitorio al gobernador del estado, Eruviel Ávila Villegas donde uno de los primeros puntos es que la clase de educación física se imparta mínimo una hora todos los días, con profesores expertos, ya que el programa  de activación física no funciona.

La segunda es realizar una campaña de alfabetización nutricional intensiva y de manera permanente para que tanto en la zona rural como urbana se enteren cuál es la manera adecuada de alimentarse.

Otorgar incentivos fiscales para crear  empresas de la nutrición, y una contra campaña a las grandes empresas nacionales que se dedican a la venta de chatarra.

Otorgar mayor seguridad y bebederos en espacios públicos para que las familias regresen a estos lugares a recrearse, hacer ejercicio.

De acuerdo con la organización el 80 por ciento de los niños con obesidad se concentran en las zonas urbanas, sin embargo que el 20 por ciento restante esté en las rurales es una cifra alarmante porque a estos trastornos se les unen otros como la desnutrición.