Skip to content Skip to footer

Ingresa a penal de Cuautitlán la madre de Owen

Irma Virginia Salazar Velasco, madre de Owen, menor de 5 años de edad que se encuentra hospitalizado tras haber sido golpeado por el novio de esta, fue ingresada al penal de Cuautitlán.

El gobernador Eruviel Ávila informó a través de sus redes sociales, que se giró una orden de aprensión contra el agresor de Owen.

El mandatario estatal escribió en su cuenta de Twitter @eruviel_avila: “Acabamos de ingresar al penal de Cuautitlán a Irma Salazar, mamá de Owen, por una orden librada de un juez de control, por violencia familiar. También ya contamos con orden de aprehensión para el sujeto que golpeó al menor; lo capturaremos para que se le castigue por sus hechos.”

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas informó que el agresor y novio de la madre responde al nombre de Rubén Díaz Escamilla, de 34 años, un ex policía municipal quien está relacionado con la banda de secuestradores "Los Azules" que fue detenida en 2006; y se encuentra prófugo de la Justicia.

Tras conocerse los hechos enredes sociales, tanto el Ministerio Público como el DIF de este municipio acudieron al Issemym para iniciar con las investigaciones.

El DIF tomó bajo su resguardo a OWEN, para garantizar su seguridad, el pequeño continúa hospitalizado y está acompañado por su padre biológico.

Cientos de usuarios de las redes sociales piden justicia para Owen y castigo para la madre y su novio, mediante el hashtag #SalvemosAOwen.  

La noche del sábado el menor de cinco años de edad que llegó al hospital del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) de Tlalnepantla, con huellas de golpes fuertes y con los genitales quemados.

De acuerdo con datos del blog Periodismo A Toda Prueba, el sábado por la noche una mujer llegó con su hijo a urgencias, asegurando que el menor identificado como Owen, se cayó y resbaló con un chicle.

Inmediatamente los médicos revisaron al menor, y este les pedía que ya no le pegaran, una pediatra le quitó la ropa mientras otra cuestionó a la madre, estos golpes que trae su hijo no son de una caída "todo el tiempo se cae" respondió ella.

El pequeño traía un brazo enyesado además de múltiples fracturas. Cuando los pediatras solicitaron a la madre el permiso para revisar los genitales, la mamá no lo permitió.

Los médicos cuestionaron al pequeño, quien lloraba y pedía "por favor, no me peguen"

-¿Quién te pega?, pregunto uno de los pediatras y el niño respondió "el novio de mi mami".

Los médicos revisaron al menor y se percataron que tenía los genitales quemados, inflamados y muy lastimados.

Los médicos reportaron el hecho ante el Ministerio Público de ese municipio, pero de acuerdo con uno de los médicos "el Ministerio Público ni siquiera se molestó en acudir ya que no había delito que perseguir" y al reportarlo en el DIF también de ese municipio las autoridades en turno de ese organismo "respondieron que si el MP no había ido no era un asunto que les competía".

"Delante de todos, la mamá le habló al novio y le dijo: el niño se va a quedar retenido porque dicen que le pegas ¿cómo ves?"

Los médicos que atienden a Owen informaron que el menor fue sometido a una cirugía para atender una perforación intestinal provocada por una patada y es reportado como delicado pero estable.