La disputa por el Edomex y Coahulia después del 4 de 6 de Morena

La disputa por el Edomex y Coahulia después del 4 de 6 de Morena
Aunque no tan mercadológicamente impactante, como un “6 de 6”, este 4 de 6 del Movimiento Regeneración Nacional conlleva muchos cambios

Lo que pasó electoralmente en semanas recientes necesariamente se conecta con la realidad presente y futura del Estado de México, señala el director de este medio, Mario García Huicochea.

Lee: Hartazgo social y rechazo al neoliberalismo: motor del giro a la izquierda

En el marco del primer conversatorio electoral de la temporada, nuestro director se refirió a los comicios del pasado 6 de junio –en los que se disputaban las gubernaturas de Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Aguascalientes y Durango– Morena conquistó 4, solo las últimas dos fueron al PAN y PRI, respectivamente.

Aunque no tan mercadológicamente impactante, como un “6 de 6”, este 4 de 6 del Movimiento Regeneración Nacional conlleva muchos cambios, más allá que los propios del partido que hoy gobierna 20 de 32 entidades, reacomodos también en la derecha.

“Los panistas ya salieron a pedirle cuentas a Marko Cortés, sele vino la noche a Alejandro, “Alito”,Moreno”.

Detonantes a los que, sugiere Daniel Serrano, hay que poner atención, particularmente al pensar en los procesos electorales venideros: Coahuila y estado de México; el primero caracterizado por un férreo control del PRI, el segundo, aunque gobernado por PRI (después de una elección robada), con una alta simpatía por Morena.