Skip to content Skip to footer

La influencia creciente de Internet

jose-luis-arriaga

La influencia creciente de Internet

Hace unos 28 años se hizo un estudio mundial sobre los usuarios de internet y se calculaba que eran 9 millones. Hoy somos, aproximadamente 5 mil 300 millones

La Internet ha transformado a la sociedad. El tipo de relaciones que entablamos  han venido cambiando en muchos sentidos y, prácticamente todas, ya están mediadas por esa gran red. Dicho en otras palabras, la mayoría de la gente tiene aparatos a los que les ordena comunicarse con otros aparatos (sin importar la distancia) para poder platicar, comprar, informarse, entretenerse, anunciar, vender, instruir, aprender, etc. Esos aparatos (llámense computadoras, televisores, teléfonos, tabletas, automóviles, etc.) se comunican entre sí a través de redes de conexión y la gran red de redes, la que concentra a todas, es la Internet.

Te recomendamos: Tala ilegal en Ocuilan, el ecocidio que no frena ni la Guardia Nacional

En solo cuatro décadas, Internet se ha colocado de modo muy importante en la vida de millones de personas.  Hace unos 28 años se hizo un estudio mundial sobre los usuarios de internet y se calculaba que eran 9 millones. Hoy somos, aproximadamente 5 mil 300 millones y la tendencia es al alza.

En el año 2018 publicamos en este mismo espacio una colaboración en la que tocábamos el tema de tal tendencia al alza en México. Para aquel año se estimaba, a partir de un estudio del Inegi y de la Asociación de proveedores de servicios de Internet en territorio nacional, que había en el país 79.1 millones de personas que navegaban por la red de redes de manea habitual. Este dato contrastaba con lo que había una década atrás: en el año 2008 sólo accedían a la misma algo así como 27.6 millones de personas.

Este año 2022, el Inegi y el Instituto Federal de Telecomunicaciones acaban de dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información (ENDUTIH) y la tendencia sigue siendo creciente: al final del año 2021 había en México 88.6 millones de personas usuarias de Internet, lo que representó 75.6 % de la población de seis años o más. Como puede deducirse de estas cifras, en los últimos quince años se ha triplicado el número de personas en México que utilizan la Internet de manera regular. Recordemos que en nuestro país, desde el año 2013 se incluyó en la Constitución el derecho a tener acceso a servicios de Internet. Casi una década después 75.6% de la población mayor de seis años ejerce ese derecho. 

De aquel texto publicado en este mismo espacio hace cuatro años se puede recordar que ya para entonces los mexicanos que contaban con acceso a Internet poseían en promedio 5 redes sociales. Es más, casi la totalidad de los internautas del país son usuarios de Facebook y 9 de cada 10 tienen Whatsapp. Estas redes sociales eran desde entonces uno de los medios de comunicación principales entre la gente de nuestro país.

La nueva ENDUITH dada a conocer apenas la semana anterior confirma que 9 de cada 10 usuarios de Internet se conecta todos los días de la semana (89.2% es la cifra exacta). La conexión se realiza (en orden de importancia) a través de smartphone, smartTV y consolas de videojuegos; en tanto que ha venido a la baja el uso de tabletas, computadoras portátiles y de escritorio. Y, en cuanto al tiempo de conexión, la encuesta revela que  cada persona permanece conectada cada día un promedio de 4.8 horas. Es notorio el incremento, pues un lustro atrás, en 2017, el tiempo promedio fue de 3.2 horas, al año siguiente subió a 3.5; en 2019 a 3.9, y en 2020 a 4.7 horas de conexión al día.

El sector de la población que más tiene acceso, que permanece conectado más tiempo y para varias actividades, son los jóvenes de 18 a 24 años, pues 93.4% es usuario y se conectan en promedio 6. 3 horas al día (casi una jornada laboral). Otro dato muy relevante tiene que ver con el sitio desde el cual se conectan los usuarios, porque nos habla de en qué medida el crecimiento en la conexión es a costa de los ciudadanos y no por crecimiento en infraestructura pública que brinde el servicio. La ENUITH sostiene que, de 2017 a 2021, las y los usuarios que se conectaron a internet desde su hogar aumentaron19 puntos porcentuales: pasaron de 53.0 a 72.0%,respectivamente. Eso quiere decir que ellos pagan por ese servicio y sólo una tercera parte, más o menos, accede desde lugares públicos.

Lee también: ¿Y la Codhem, apá?

Las entidades federativas con mayor porcentaje de población usuaria de internet son: Ciudad de México (88.3%), Baja California (86.8%) y Sonora (85.8%). Los estados que registraron los menores porcentajes fueron: Chiapas (46.1%), Oaxaca (56.9%) y Guerrero (61.4%). Así es, las mismas entidades rezagadas de siempre y en casi todos los rubros. Nuestro Estado de México se ubica en el décimo sitio.

Este conjunto de datos y otros que revela la ENUTIH confirman varias cosas: la era de Internet es ahora; nuestra sociedad opera cada vez más a través de este medio, se conecta a él por dispositivos móviles (que llevamos a todos lados); la gente dedica una parte importante de sus ingresos a pagar por esos dispositivos y por el uso de internet; al hacerlo está ejerciendo un derecho jurídicamente reconocido; la cifra de usuarios ya se acerca al 80% de la población total (en otros países como Corea, Reino Unido o Suecia llega a ser superior a 95%) y en poco tiempo rebasará ese porcentaje.

Dadas estas tendencias, reitero lo dicho aquí hace cuatro años: cada vez en mayor medida obtenemos de Internet nuestro orden informacional, que no es sino la estructura que nos permite generar nuevas ideas. Eso determina el modo que pensamos, que imaginamos, que vemos la vida e interactuamos con el entorno. No es una cosa menor, porque Internet tiene sus ritmos, sus dinámicas, sus valores, sus criterios, sus procesos y cada vez más ellos son los que nos dicen cómo ser y actuar.