Skip to content Skip to footer

La Quinta Columna

La quinta columna

La Quinta Columna

Cuando algún integrante de una patética oposición se comporta como una "María Antonieta" de nuestra época, podemos decir que estamos ante el inicio del fin de un régimen

Los representantes populares y el síndrome de María Antonieta”

Una frase que quizá nunca se dijo, pero que es atribuida a María Antonieta, la última reina prerrevolucionaria de Francia, es “déjalos que coman pastel”, cuando se enfrentó a la noticia de que los campesinos parisinos eran tan inmensamente pobres que no podían pagarse siquiera una hogaza de pan.

Más allá del origen de la frase, representa la indiferencia, insensibilidad o el estar fuera de la realidad. Rasgos que pueden ser signos de descomposición, que evidencian la decadencia y el fin de un régimen, de una forma entender el gobierno, de interpretar las necesidades de la ciudadanía que se representa. Una especie de síndrome.

Cuando algún integrante de una patética oposición se comporta como una “María Antonieta” de nuestra época, podemos decir que estamos ante el inicio del fin de un régimen.

Para muestra basta un botón: en días recientes, en relación al caso sucedido en el estado de Guerrero con los 43 alumnos de la Normal se Ayotzinapa, el grupo de expertos develó, en un tercer informe, un vídeo donde se aprecia a elementos de la Marina en el vertedero del basurero de Cocula, sacando cosas de una camioneta y haciendo una hoguera. Visita que nunca quedó registrada en el expediente respectivo. Lo que evidentemente implica un vuelco en el caso.

Pero mientras eso era tema nacional, el senador priista por primera minoría de Guerrero, Manuel Añorve Baños —haciendo uso de la tribuna donde se supone se deben tratar asuntos de importancia de Estado— dijo: “Hago un llamado respetuoso a la Federación Mexicana de Fútbol a considerar seriamente hacer un cambio en la dirección técnica de la selección mexicana, porque sinceramente el proyecto actual ha demostrado ser ineficaz e inoperante. Lo que la afición futbolera desea es que renuncie el Tata”. Cada quien sus PRIoridades.