«El presidente es pueblo», la voz de los asistentes a la marcha de AMLO

"El presidente es pueblo", la voz de los asistentes a la marcha de AMLO
Los asistentes se asumieron como pueblo, haciendo honor al nombre de la marcha convocada por López Obrador

“Esto es histórico”, fue una de las frases que más se repitió este domingo durante la Marcha del Pueblo, convocada por el presidente López Obrador. Esta inició en la glorieta del Ángel de la Independencia y terminó, después de cinco horas, en la plancha del zócalo capitalino.

Como en cualquier marcha no faltaron las consignas, aunque en esta ocasión fueron en su mayoría de respaldo y apoyo al mandatario federal, más que de protesta. Tampoco faltaron representantes de las 32 entidades federativas, que desde uno o dos días antes llegaron a las inmediaciones de Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la Ciudad de México.

Esta calle fue hoy el punto de reunión de alrededor de 1.2 millones de simpatizantes del presidente López Obrador.

La cita fue a las 9:00 horas de este domingo 27 de noviembre, los seguidores del presidente y morenistas respondieron y desde la madrugada se organizaron en contingentes. Aunque la intención era que Andrés Manuel encabezara la marcha, el tumulto y cantidad de personas impidió que fuera hasta el frente.

Cuando comenzó a caminar acompañado del secretario de gobernación Adán Augusto López, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, el jefe de comunicación de la presidencia Jesús Ramírez y su hijo José Ramón López Beltrán, ya había personas esperándolo en el zócalo.

Aunque la caminata empezó puntual, al filo del mediodía apenas había rebasado el cruce con la avenida Insurgentes. Funcionarios federales como el canciller Marcelo Ebrard, diputados federales, dirigentes de Morena de a poco los fueron replegando. Pues los ciudadanos se aglutinaban en torno al avance del presidente, buscaban verlo o al menos sentirse lo más cerca a él.

No obstante, el calor, el poco espacio entre personas y las horas de espera cobraron estragos. Algunos desmayos, insolaciones hicieron que los cuerpos de emergencia actuaran. Incluso el productor Epigmenio Ibarra se desvaneció a la altura de la ahora glorieta del ahuehuete.

Todos somos pueblo, expresan en la marcha de López Obrador

Las críticas y señalamientos que hicieron opositores a la marcha se convirtieron en las consignas y gritos de los asistentes a la marcha. De manera sarcástica escribieron en cartulinas y mantas que se reconocían como “acarreados”e “indios patarajada”. Pero, en general, los asistentes se asumieron como pueblo, haciendo honor al nombre de la marcha del pueblo.

“Somos puro pueblo, no vemos acarreados, gente organizada. El presidente es pueblo y la gente lo quiere por eso”, señaló Nezahualcóyotl Martínez, originario de Mexicali, Baja California.

Cada uno de los asistentes celebró que Andrés Manuel López Obrador caminara junto a ellos, que rechazara subirse a un auto para llegar al zócalo, incluso que se quitara las gorras y sombreros que su ayudantía le colocaba para cubrirse del sol.

Siguiendo el ejemplo de su líder partidista, integrantes de Morena como el dirigente Mario Delgado o la senadora Delfina Gómez caminaban mezclándose entre la gente. Las fotos, selfies, peticiones y vitoreos fueron la constante para las figuras reconocidas de ámbitos político, cultural y artístico.

Celebración de logros

La única forma de seguir el paso del tumulto que acompañó al presidente López Obrador fue un helicóptero de la Secretaría de Seguridad que en círculos vigiló todo el avance del mandatario.

Ya en el zócalo, unas 80 mil personas, de acuerdo con autoridades capitalinas, esperaron la llegada del presidente. Ahí, escucharon el listado de 101 logros que su gobierno ha hecho en cuatro años desde que tomó posesión.

Los apoyos sociales, la austeridad de la administración y el combate a la corrupción fueron los puntos que más destacó el presidente. Obras como el Tren Maya y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles provocaron aplausos entre los asistentes; pero las críticas a gobierno anteriores generaban euforia, gritos y rechiflas.

Para Andrés Manuel López Obrador, los jóvenes fueron los protagonistas de la ya calificada marcha histórica. Inició diciendo que ya hay un relevo generacional para su proyecto de nación. Terminó con un consejo para la juventud: “si quieren dedicarse al noble oficio de la política, lo más importante es tener amor al pueblo».