Skip to content Skip to footer

Naucalpan mantiene arbitrario impago a trabajadoras de albergue

Los salarios de las trabajadoras del albergue no son los únicos que se adeudan en ese municipio

El incumplimiento de pago de salarios por parte del ayuntamiento de Naucalpan de Juárez para con las trabajadoras del albergue de protección al menor afecta directamente a niños y niñas que son atendidas en este espacio, tras ser rescatados de ambientes de violencia física y psicológica.

Para entender mejor: Naucalpan, la ciudad de los bloqueos y las protestas

Efectivamente, la atención a niñas y niños se ve afectada por la situación, si falta alguien o no cubre su horario o actividades de brindar una atención no al 100 por ciento”, lamentó Rodrigo Sánchez de la Peña, procurador municipal de protección de niñas, niños y adolescentes.

El pasado lunes 20 de septiembre, alrededor de 400 trabajadoras de estancias infantiles y guarderías pertenecientes al DIF realizaron un bloqueo en Periférico durante casi 12 horas, en exigencia al pago de tres quincenas que el Ayuntamiento les adeuda.

Entre las manifestantes se encontraban alrededor de 10 trabajadoras que se encargan del cuidado de niñas y niños que son retirados de sus hogares o de ambientes de violencia, especialmente en el contexto por confinamiento de la pandemia. Las trabajadoras denunciaron retrasos e incumplimiento de sus salarios, así como la falta de atención y omisiones de sus superiores, en este caso del Procurador.

Al ser consultado por este medio, Sánchez de la Peña confirmó que “hay un retraso en los pagos quincenales al personal de confianza del DIF. El lunes pasado (20) el personal del CAS y docentes de estancias infantiles y jardines de niños recibieron el pago de una quincena, quedando pendiente el pago de dos o una quincena respectivamente”.

Sin embargo, las trabajadoras del albergue no recibieron dicho pago, al menos en ese momento.

Para entender mejor: Adeuda Ayuntamiento de Naucalpan tres quincenas a maestras del DIF

Los temas de fechas de posibles pagos o las garantías de pagos no están en mis manos, es cosa que tendrá que informar el área de administración y finanzas del DIF”, aclaró el procurador. Y añadió que, junto al resto de integrantes de la Procuraduría “estaremos al pendiente para subsanar las ausencias como la del pasado lunes”.

De acuerdo al funcionario, los salarios de las trabajadoras del albergue no son los únicos que se adeudan: “su servidor, al igual que el personal del CAS, así como de otras áreas de la Procuraduría estamos laborando sin percibir esas quincenas pendientes, obvio no es agradable, no es fácil, todos tenemos compromisos económicos y todos trabajamos por un salario. Yo he dado la cara con mis colaboradores y he informado lo poco o mucho de información que nos dan a las y los titulares de área”.

Sobre la falta de información y atención señalada por las trabajadoras, Sánchez expresó: “las puertas de mi oficina están abiertas y nunca me he negado a atender a nadie. En lo personal entiendo el malestar del personal, me pongo en sus zapatos, aclarando que de parte de la Procuraduría que encabezo no hay ni habrá amenaza alguna a nadie por los eventos del día lunes, donde supuestamente se amenazó a las personas que participaron en la marcha. Para mí lo más importante es contar con colaboradores plenos y cumpliendo con sus funciones, esto se traduce en atención de calidad y calidez a niñas y niños bajo nuestro cuidado”.

De la Peña dijo que espera que las “autoridades puedan resolver lo más pronto posible y se regularicen los pagos pendientes”.