Educación para los pueblos marginados en Toluca, 20 años de la primaria Paulo Freire

Educación para los pueblos marginados en Toluca, 20 años de la primaria Paulo Freire
"Que se recuperen y reconozcan los saberes de los niños, sean el punto de partida para ampliar el universo de conocimientos”, señaló la directora del plantel

La organización Izquierda Democrática Popular y la comunidad del ejido Cruz Blanca en San Cristóbal Huichochitlan sostienen un proyecto educativo que brinda formación a cientos de niños. A través de organización y protesta hacen cumplir el derecho a la educación, pues todavía es un privilegio para algunas comunidades marginadas de Toluca.

Primaria Paulo Freire celebra 20 años en Toluca

Por ello, este lunes la escuela Paulo Freire celebró 20 años de existencia con una ceremonia que reunió a niños, padres de familia, autoridades y organizaciones sociales. Los asistentes reivindicaron la lucha que realizan para garantizar el funcionamiento de la escuela primaria. Cabe resaltar, que esta fue construida en un terreno ejidal, entre milpas y caminos de terracería, para dar educación en la zona más pobre de Toluca.

“Llegamos a petición de los ejidatarios que estaban pasando por una situación complicada. Acudieron a nosotros que ya teníamos un antecedente comunitario en San Diego linares, en donde se unieron 14 comunidades para cancelar un relleno sanitario que se pretendía hacer (…). Los ejidatarios se acercaron y se conformó el colectivo del poder popular, la tierra es de quien la trabaja y trabajó arduamente. De ahí surgió esta escuela”, expresó Graciela Rosa María López Gómez, directora del plantel.

La directora y la comunidad han luchado para que el proyecto educativo se mantenga, a pesar de la cerrazón del gobierno, señalamientos y amenazas de muerte en 2017. Los ataques los recibieron luego de que la escuela brindara educación política a líderes comunitarios que buscaban mejorar sus condiciones de vida.

“Ser una organización en un territorio dominado por las estructuras priistas ha sido una batalla doble. Ven como sus territorios estas comunidades. San Pablo Autopan, San Cristóbal y San Andrés son las comunidades más grandes, pueblos marginados, pero a la vez pueblos que le han dado el peso político al gobierno. Pues considera que si hay alguien distinto es una afrenta que no tolera”, señaló en entrevista.

La historia de la escuela

Hace 20 años Rosa María llegó a San Cristóbal invitada por la comunidad. Ella era parte de la organización Izquierda Democrática Popular. La maestra recuerda cómo iniciaron a dar clases bajo techos de lámina y paredes de plástico negro; sin embargo, tras la movilización social en el primer año lograron conseguir el terreno y levantar las primeras tres aulas. Además de conseguir la validación de los documentos de los niños.

Actualmente, la primaria Paulo Freire en Toluca tiene entre 85 y 100 estudiantes. Brinda clases en lengua otomí, siembran y cosechan una milpa y el año pasado ganaron el primer lugar en la olimpiada del conocimiento.

Sin embargo, llegar a ese punto no ha sido tarea fácil. La maestra recuerda que apenas hace unos años antes del inicio de la pandemia lograron tener drenaje, antes usaban fosas sépticas para la descarga de los baños.

El año pasado, en diciembre, llegó un programa federal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para la introducción de la red de agua potable –tampoco tenía este servicio– y hace dos semanas consiguieron la toma de agua.

La lucha continua

“Ya se tienen los tres servicios básicos. Ahora estamos haciendo gestiones hace algunas semanas para guarniciones, banquetas y pavimentación para la higiene de los alimentos. Pues se levantan tolvaneras porque los caminos son de tierra, esa demanda y el colado de dos aulas”, señaló la directora en referencia a las demandas que tienen y que se han obstaculizado por la cerrazón del gobierno.

“La atención del gobierno del estado en el periodo del actual gobernador es nula. No se han ocupado de hacer ninguna obra por acá. El ayuntamiento ha sido la instancia más cercana con la que se han hecho gestiones, con cosas menores, pero han apoyado con impermeabilizante y pintura para los muros”.

Primaria Paulo Freire en Toluca: otra educación para otra sociedad

De acuerdo con la directora, la escuela sigue los principios del pedagogo Paulo Freire. Por ello, tienen una relación horizontal con las y los trabajadores del plantel. Además, buscan que la enseñanza no sea aislada del contexto social en el que viven los niños.

 “Abrimos el espacio a las situaciones que vive la comunidad, al grado que formamos los comités para los servicios que se requieren, no solo en la escuela sino afuera. Eso requiere trabajo extramuros, vinculación con el contexto comunitario. En lo pedagógico (…) romper el esquema tradicional de la reproducción del conocimiento. Que se recuperen y reconozcan los saberes de los niños, sean el punto de partida para ampliar el universo de conocimientos”, concluyó.

Cabe mencionar que el proyecto de la Escuela Paulo Freire forma parte de la Coordinadora de Escuelas Democráticas del Estado de México. Esta aglutina a 40 planteles construidos con base en la organización social en distintos puntos del municipio. En la actualidad las escuelas tienen diversas exigencias al gobierno del Estado, pues no cuentan con el apoyo suficiente para mejorar las condiciones educativas de las infancias y la juventud mexiquense.