Skip to content Skip to footer

Promete Angélica Moya pagar sueldos a trabajadores y advierte acciones jurídicas

En su toma de protesta aludió a la mala administración de Patricia Durán

Durante la ceremonia de toma de protesta de este martes, la alcaldesa de Naucalpan Angélica Moya prometió que resolverá la falta de pagos de los sueldos de miles de empleados municipales quienes llevan hasta ocho quincenas sin cobrar salario y prestaciones, mismas que les adeuda la actual administración saliente de Patricia Durán.

Lee: Meses sin recibir sueldo; la historia de las trabajadoras de Naucalpan

Serán cubiertos los salarios de quienes los devengaron con su trabajo, pero también fincaremos acciones jurídicas a quienes decidieron dejar de pagar las nóminas”, advirtió Moya, quien tomó protesta junto a integrantes del Cabildo que gobernarán el municipio durante el periodo 2022-2024 a partir del próximo 1 de enero.

En la ceremonia que tuvo lugar en el Parque Naucalli, Moya hizo referencias a la mala administración de la morenista y de su gabinete que dejó sumido al municipio en una crisis financiera con adeudos de varias quincenas a alrededor de cinco mil burócratas sindicalizados, de confianza y de raya. Así como deudas e incumplimiento de pagos a proveedores. Una crisis “que nunca se había visto”, a decir de algunos integrantes del cabildo saliente.

Moya también criticó la intención de la morenista de poner a la venta inmuebles que son propiedad del Ayuntamiento para tratar de obtener recursos que permitan saldar alguna parte de los salarios.La solución a los problemas financieros no está en comprometer el patrimonio municipal como se pretende”, dijo la panista, quien resultó ganadora en las pasadas elecciones electorales con la coalición Va Por México, conformada por los partidos PAN, PRD y PRI.

Los próximos tres años seguiremos fortaleciendo la coalición en busca del bien común (…) Podemos pasar de la mayor opacidad de la crisis financiera, a lograr mayor transparencia”, aseguró la presidenta entrante. “PAN PRI Y PRD unimos fuerzas para rescatar a nuestra ciudad de las malas prácticas de los últimos años”, dijo Moya, quien ya ha sido presidenta municipal de Naucalpan en el periodo 2003-2006.

El 6 de diciembre, miles de trabajadores sindicalizados, de confianza y de raya de Naucalpan protestaron en diferentes vialidades y avenidas principales, durante la presentación del Tercer Informe de Patricia Durán. Los bloqueos que iniciaron a las 9:00 de la mañana, se prolongaron hasta por casi doce horas. Por la noche, alrededor de las 20:00 horas el líder sindical, Tomas Palomares Parra (SUTEYM), pidió a los inconformes liberar las vialidades.

Hemos recibido un par de llamadas de parte de la presidenta electa [Angélica Moya] que nos da la garantía de cobrar nuestras quincenas (…). Haremos lo necesario para que quien no ha cumplido con prestaciones y salarios lo haga de manera formal y de manera legal. Vamos a seguir generando demandas administrativas y laborales en contra de la presidenta que ya se va, y que se va por la puerta de atrás defraudando a miles de familias”, según dijo el líder sindical a sus agremiados.

Te recomendamos: Dan ultimátum a Naucalpan: debe saldar pagos a trabajadores antes del 10 de diciembre

De acuerdo con medios locales, tras el primer mandato de la panista, la deuda del municipio creció por encima del 40 por ciento. El periódico La Razón documentó que uno de los escándalos durante su administración fue el gasto millonario de contenedores de basura industrial que nunca se usaron. Quince años después, con la salida de la morenista, la deuda de Naucalpan supera los tres mil millones de pesos.

Al igual que Angélica Moya, en su momento Patricia Durán acusó haber recibido la administración con 100 millones de pesos congelados, ocho cuentas bancarias embargadas por laudos laborales, un retraso de 60 millones de pesos en el pago de la nómina de las dos quincenas de diciembre de 2018 y aguinaldos, y una deuda pública, también por tres mil millones de pesos.

A la toma de protesta de la panista acudieron el gobernador Alfredo Del Mazo Maza, la exalcaldesa Patricia Durán, legisladores locales, familiares, y representantes de asociaciones religiosas católicas como la Arquidiócesis de Tlalnepantla.