Skip to content Skip to footer

¿Quién nos cuida? Estos son los municipios del Edomex con más quejas por abuso policial

A pesar de que se presentaron 8 mil 719 quejas, la Codhem solo emitió siete recomendaciones

Nezahualcóyotl y Naucalpan son los municipios con el mayor número de quejas por abuso policial en el Estado de México; le siguen Tlalnepantla y Ecatepec. En total, los cuatro municipios mexiquenses que rodean a la Ciudad de México acumulan 1 mil 364 quejas interpuestas contra el actuar de las unidades policiacas en estas localidades.

La problemática en relación al abuso policial es aún más grave en la Fiscalía General de Justicia mexiquense (FGJEM), pues cuenta con 7 mil 251 quejas por diversas razones. Solo 1 mil 200 continúan en trámite.

Lee: Un año después, Ecatepec pide disculpas por asesinato de Israel a mano de policías

La asociación civil Innovación Cívica se ha pronunciado al respecto al considerar que “el papel de Jorge Olvera, titular de la Comisión de Derechos Humanos (Codhem) ante el fenómeno sistemático del abuso policial en el Estado de México está lejos de ser el de una verdadera defensoría”.

Lo anterior debido a que la Comisión solo emitió siete recomendaciones, a pesar de que son 8 mil 719 las quejas presentadas entre el año 2017 y 2020. “Estos indicadores muestran la incapacidad institucional de la Codhem (o su falta de voluntad) para servir como un contrapeso a las instituciones y garantizar la protección de los derechos humanos de las personas en el Estado de México”, expresó la asociación en un comunicado.

Asimismo, añadió que “el abuso policial es un fenómeno complejo, que obedece a distintos factores y afecta sobre todo a las juventudes. Pero no será contrarrestado si la Codhem no asume su papel”.

Cuatro policías someten a la fuerza a mujer ciclista en Naucalpan

El pasado martes, Fernanda circulaba en su bicicleta sobre el Circuito Circunvalación Poniente, una de las avenidas principales de Ciudad Satélite, en Naucalpan. Al cruzar la avenida López Mateos, estuvo a punto de ser atropellada por una patrulla, ya que el oficial al volante conducía mientras manipulaba su teléfono celular, sin prestar atención al camino.

Al percatarse, Fernanda tocó en repetidas ocasiones la campana, y al verse ignorada gritó: “voltea, pendejo”, para después seguir su camino. La patrulla alcanzó a Fernanda, “acto seguido me alcanzó y [se me] cerró, frené y una motocicleta con otro oficial me rodearon. Sin darme explicación alguna ni su nombre me dijeron que me llevarían, [que] por palabras altisonantes a la autoridad”.

“La oficial de pelo rojo me empezó a jalar de los brazos. Y yo me resistí a que me subieran a la patrulla alegando que ese no era motivo para llevarme”. En ese momento, llegaron cinco patrullas y una oficial metió a Fernanda al interior de uno de los vehículos.

“En la patrulla fue donde empezó todo: [la oficial] me golpeó la cara con el codo, me jaló el pelo y me sometió, empezó a estrangularme con los brazos y golpearme en piernas y espalda.

“Tuve suerte, pues solo les dije: ‘recuerden lo que pasó en Playa del Carmen, no se les vaya a pasar…‘ y así fue como me soltó. [Los policías] prendieron la torreta y se fueron abriendo paso con el altavoz hasta llegar al MP, donde la juez solo me dijo que ella no podía hacer nada, que la disculpara y que no volviera a decirle ‘pendejo’ a un oficial”.

Fernanda fue agredida por policías el pasado 3 de agosto, en Naucalpan / FOTO: Cortesía

Tras ser liberada, Fernanda dio a conocer su experiencia desde su perfil de Facebook, donde advirtió que una de las patrullas continuó con los actos de intimidación en su contra, por lo que ahora tiene miedo. También difundió fotografías donde evidencia los rasguños en su rostro y moretones en sus brazos.

Por su parte, autoridades locales alegaron que el grupo de oficiales “siguieron el protocolo”, y que la mujer fue remitida por alterar el orden público.

Que no se te olvide: Agreden policías estatales a jóvenes en Naucalpan

. . .

De acuerdo con Innovación Cívica, el abuso policial es un fenómeno que obedece a factores de diferentes niveles, “desde la forma tradicional de ejercer la función por parte de la policía o los servidores públicos, hasta factores estructurales en la organización policial en los que se establecen ciertas prácticas de corrupción”.

En algunos casos, el abuso policial es el umbral para la comisión de delitos graves de parte de los oficiales, según se observa en diversos casos difundidos por la Fiscalía.

Del abuso policial al abuso sexual contra una menor de edad

El pasado 27 de julio, la FGJEM detuvo a Moisés N, policía municipal de Atlacomulco, quien ahora es investigado por extorsión y abuso sexual.

El pasado 13 de julio, el oficial detuvo a dos adolescentes de 17 años de edad supuestamente por faltas administrativas, a quienes supuestamente solicitó dinero y sus pertenencias a cambio de no remitirlos ante alguna autoridad. Luego agredió sexualmente a la menor de edad.

Los hechos ocurrieron cuando la pareja de adolescentes, se encontraban en la alameda ubicada en la colonia Centro, en el municipio de Atlacomulco, donde fueron interceptados por un policía municipal.

“Este sujeto les dijo a los adolescentes que supuestamente estaban cometiendo una falta administrativa por lo que debían subir a la patrulla para que los remitiera ante la autoridad competente. A bordo de este vehículo Moisés N trasladó a los jóvenes a la altura de un panteón ubicado en la colonia El Calvario, en donde bajó al menor de edad, a quien le realizó una revisión”, relató la Fiscalía.

Luego, “de nueva cuenta subió a la patrulla a este menor de edad y luego a ambos los amenazó, les habría solicitado dinero y sus pertenencias a cambio de no ponerlos a disposición del Ministerio Público. El involucrado condujo de nuevo hacia la colonia Centro, en donde en un primer momento dejó al varón menor de edad”. Posteriormente trasladó a la adolescente a una calle poco transitada, en donde le habría realizado tocamientos en las partes íntimas, y la amenazó para que no denunciara.

El policía fue ingresado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de El Oro, según informó la Fiscalía.

Gobiernos municipales, la primera autoridad que violenta los derechos humanos: Codhem

Ayer la Codhem informó sobre la impartición de talleres y cursos de capacitación a 43 mil 555 personas servidoras públicas adscritas al sector de seguridad pública y a 9 mil 643 de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

9 mil 643 de la FGJEM reciben capacitación por parte de la Codhem / FOTO: Cortesía

El primer visitador general de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), Víctor Delgado Pérez, indicó que “los gobiernos municipales son la primera autoridad que violenta los derechos humanos en la entidad, sobre todo, a través de las corporaciones policiacas”.

Delgado Pérez dijo que, aunque se deben sumar esfuerzo, toca a las autoridades municipales y estatales la capacitación, el control y la vigilancia de la actuación de los elementos policiacos, además de responder en apego a la ley ante actos de uso excesivo de la fuerza pública y otros que afectan a las personas, amén de comprometerse con la no repetición y la restitución de derechos que corresponda”.

Apuestan por la tecnología para contrarrestar delitos cometidos por policías

Algunos municipios han comenzado a implementar acciones específicas supuestamente para contrarrestar las malas prácticas policiales.

Que no se te olvide: Policías abusan y matan a joven en Yucatan: madre pide justicia para Jose Eduardo

Por ejemplo, a principios de agosto, el gobierno local de Nezahualcóyotl informó que equipará a su policía con cámaras de solapa o corporales y tabletas electrónicas, “a fin de transparentar y hacer aún más eficiente su labor”.

El objetivo es “modernizar su sistema de datos y que los uniformados comiencen a generar bitácoras electrónicas, con lo que este municipio será el primero del Estado de México en usar este tipo de herramientas tecnológicas”, presumió el Ayuntamiento mediante un comunicado.

Las nuevas cámaras corporales serán un instrumento eficaz para garantizar que los policías municipales ejecuten su labor de manera correcta, pues además de registrar sus actuaciones sumarán a prevenir actos de la corrupción y a garantizar el respeto de los derechos de la ciudadanía y por supuesto también los propios de los agentes”, se estableció en el comunicado.

De forma paralela al anuncio de estas medidas, Neza se mantiene como el municipio con más quejas ante la Codhem por abuso policial.

Por su parte, el gobierno local de Ecatepec —municipio que también acumula el mayor número de quejas a nivel estatal—, anunció la salida de “seis nuevas patrullas anticorrupción, que se integran a la estrategia municipal para combatir las malas prácticas y abusos por parte de servidores públicos”.

En el comunicado, se aseguró que “los nuevos vehículos cuentan con herramientas adecuadas para optimizar el trabajo de los inspectores, pues cada unidad tiene GPS, radios y videocámaras externas e internas conectados al Centro de Mando; además, cada elemento fue evaluado y capacitado previamente, por lo que no cuentan con antecedentes penales y tienen amplio conocimiento de los reglamentos aplicables en el municipio”.

Las nuevas patrullas anticorrupción de Ecatepec / FOTO: Cortesía