Skip to content Skip to footer

Rechazan construcción de casas en Nicolás Romero

Comuneros de este municipio se organizaron y mantienen vigilancia permanente para resguardar 500 hectáreas comunales en las que se pretenden construir nuevas viviendas, dijo el regidor Raymundo Cruz.

Informó que los participantes de los ejidos de El Vidrio, Cahuacán y Magú, buscan asimismo evitar que siga la tala de más de cuatro mil árboles para inicia la construcción de más de 10 mil viviendas.

Aseguró que existe una autorización estatal que los constructores tienen desde 2006, aún cuando no hay la infraestructura para dotar de servicios a estos nuevos desarrollos.

Refirió que se tiene la autorización, pero los comunero son dueños de las tierras y están haciendo los trámites jurídicos para conservar sus tierras, al tiempo que mantienen resguardados los ejidos para evitar que la maquinaria vuelva a entrar.

Resaltó que “ya lo pararon, pero existe el riesgo latente de que las constructores quieran reiniciar los trabajos, ya derribaron más de tres mil árboles”.

El regidor aseguró que los comuneros se mantienen organizados las 24 horas del día para actuar ante cualquier intento de dichos trabajos en el punto, en tanto que por vía judicial se da solución al conflicto.

Añadió que la inconformidad a estos nuevos desarrollos es además por la falta de infraestructura que enfrenta actualmente Villa Nicolás Romero, donde hay problemas como el abasto de agua.

“Casi todas las colonias reciben agua cada tres días, el servicio de recolección de basura es irregular, así como se carece de vialidades y caminos”, dijo.

En este sentido, señaló que se tienen el proyecto de construir nuevas vialidades pero serán caminos de cuota como la autopista Atlacomulco-Atizapán, así como la creación de un nuevo desarrollo industrial.