Skip to content Skip to footer

Repunta robo a transporte público en Tlalnepantla

En marzo se registraron 49 robos a transporte público en Tlalnepantla, que representa un incremento del 19.81% en comparación con 2021

Las denuncias por robo a transporte público colectivo han presentado un repunte en Tlalnepantla, Estado de México, en lo que va del 2022; esto de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Tan solo en marzo se denunciaron 49 robos a transporte público con violencia, que suman 127 durante los primeros 3 meses del año, 45 en enero y 33 en febrero.

Esto representa un incremento del 19.81 por ciento en comparación con el mismo periodo de tiempo de 2021, cuando se registraron 106 robos con violencia; mientras que los robos sin violencia permanecieron en 6 durante el trimestre.

Lee: Más de la mitad de los robos en transporte público se cometen en Edomex

Del mismo modo, otros delitos que afectan a los peatones se han incrementado: de enero a marzo se cometieron 280 asaltos en la vía pública con violencia, 63 más que en el mismo periodo en el 2021.

La modalidad de robo a transeúnte en la vía pública, sin violencia, ha experimentado un aumento de casi el doble pasando de 28, durante los primeros meses del 2021, a 50 para el primer trimestre del 2022.

Sin alternativas de movilidad

De acuerdo con la asociación Bikenepantla, el municipio carece de alternativas de movilidad, siendo el transporte público de mediana capacidad el más socorrido por la ciudadanía. Es por esto que muchos ciudadanos optan por usar la bici como transporte.

Transporte público en Tlalnepantla. / Fotos: Victor Castillo

Sin embargo, pese a contar con una red de ciclovías, esta asociación afirmó que, continúa siendo insuficiente para atender la demanda y garantizar la seguridad de los usuarios: “es muy limitada y no conecta realmente al municipio; ni con delegaciones, ni con otros municipios”.

Al igual que en el Valle de Toluca, en el municipio de Tlalnepantla existen unidades que laboran de manera irregular, lo que supone un mayor riesgo para sus usuarios,“muchos hasta de placas carecen”.