Skip to content Skip to footer

Se dice que

El sorprendente resultado electoral en Hidalgo y Coahuila reanimó al alicaído priismo mexiquense al que muchos daban por desahuciado. Fue como una inyección de epinefrina para un paciente en paro cardiaco

El sorprendente resultado electoral en Hidalgo y Coahuila reanimó al alicaído priismo mexiquense al que muchos daban por desahuciado. Fue como una inyección de epinefrina para un paciente en paro cardiaco. En política, ni las victorias, ni las derrotas, son para siempre. Tres lecciones del domingo: Uno, el PRI no está muerto, qué va. Dos, MORENA no es invencible. Tres, el PAN tiene serios problemas de aceptación popular.

*

Las similitudes político-electorales entre Coahuila, Hidalgo y el Estado de México son grandes. Los tres estados han estado controlados durante décadas por el PRI, nunca han perdido el Poder Ejecutivo. La maquinaria de operación electoral de la entidad tiene prácticamente el mismo diseño y probada experiencia. Lo único que le hace falta al PRI mexiquense antes de llegar a las votaciones es una profunda reconciliación con sus liderazgos y sus bases. Cuando el PRI se divide, pierde.

*

Del plato a la boca se cae la sopa. Quizá este se un buen momento para que MORENA entre en reflexión y echa sus barbas a remojar. Es probable que, si sigue como hasta hora, el próximo año pierda una buena parte de lo que tiene en el Estado de México, sobre todo sus liderazgos continúan empecinados en facilitar la reelección a raja tabla de diputados y alcaldes a pesar de que muchos de ellos han sido pésimos en ejercicio del poder.

*

En diciembre, Alejandro Gómez cumplirá su cuarto año al frente de la autónoma Fiscalía General y estará por completar su sexto año en total al frente de la procuración de justicia, la evaluación objetiva de las cifras indica que sus resultados no son los que el Estado de México necesita para salir de la crisis en que está metido desde hace casi dos décadas. Primero como procurador y después como fiscal, ha tenido lo que nunca nadie en esa responsabilidad tubo antes: autonomía y recursos materiales y humanos abundantes. Tiempos para la reflexión, ¿podrá lograr en los 3 años que le restan lo que no pudo en los 6 anteriores? Pregunta que deben hacerse y resolver en los poderes Ejecutivo y Legislativo.

*

Aunque en el PVEM andan muy entusiasmados con su recolección de priistas, nada bien pintan en las encuestas para sus candidatos. El propósito de los verdes no es ganar elecciones, sino levantar votos para llegar al mínimo requerido y no perder el registro. Salvo excepciones, el promedio de los muchachos de Pepe Couttolenc será de 3 puntos, no más. Bueno, al menos esa es la fotografía de hoy y, ciertamente, falta mucho tiempo.