Skip to content Skip to footer

¿Altera la vacuna contra covid el periodo menstrual?

Actualmente solo en Estados Unidos (Illinois) y en España (Granada) se realizan evaluaciones para determinar si, efectivamente, diversos trastornos menstruales ocurren como consecuencia de la inoculación

A  la fecha no hay evidencia científica para afirmar que la vacuna contra covid-19 altere los procesos menstruales de las mujeres. Si bien es cierto que hay reportes de miles de mujeres que así lo han señalado, no hay estudios formales que avalen esa teoría.

En México no se tienen datos puntuales sobre el tema, tampoco se menciona la posibilidad de realizar encuestas al respecto como ya lo hicieron en Estados Unidos (Illinois) y  en España  (Granada), donde actualmente hacen evaluaciones para determinarlo.

La Dra. Dulce Zepeda García, ginecóloga y obstetra  del Instituto Materno Infantil del Estado de México señaló que lo ideal sería que cada ginecólogo reportara cuántas pacientes presentan cambios menstruales como retrasos, periodos perdidos, sangrado abundante o sangrado entre dos periodos.

También te puede interesar: Un enfermo de covid-19 de cada tres presenta efectos a largo plazo (estudio)

Refirió que solo una de sus pacientes –de entre 30 y 40 años de edad- le comentó de alteraciones que no había presentado anteriormente: su periodo menstrual se extendió en días y abundancia.

Tras realizarle diversas evaluaciones supo que esto sucedió después de recibir la vacuna.  Otras dos mujeres cercanas a ella –una ginecóloga y su hija- también le comentaron que tenían irregularidades en sus periodos tras ser inmunizadas.

Contar con números precisos acerca de cuántas mujeres en el Estado de México –y en el país- han resultado afectadas luego de vacunarse contra el covid-19, solo serviría para tener estadísticas sobre el tema, pero no tendría ningún otro  impacto relevante; por lo que consideró que es importante vacunarse.

“Entonces no podríamos como tal, -continuó- pedir que se suspenda la aplicación de la vacuna, porque el covid es mortal. En una paciente tendríamos que ver el beneficio de que nosotros podemos regular un trastorno mensual con medicamentos, pidiendo estudios, un perfil hormonal, un ultrasonido para cerciorarnos de que esas alteraciones no son por otra causa. Yo creo que no podríamos suspender como tal, el uso de la vacuna, a menos de que se tuvieran alteraciones muy graves y en población de todo el mundo”.

Dijo que propuesta que hacen los especialistas españoles de dar seguimiento de un año a las pacientes, luego de recibir la vacuna, sería una buena medida para precisar si las alteraciones solo fueron una coincidencia o no, y las estadísticas sobre el tema también podrían contribuir a esclarecer esta situación.

Para conocer más sobre temas relacionados: Obesidad y covid-19: la combinación que mata a México

Recientemente la Dra. Liudmila Mosina, especialista técnica en Enfermedades Prevenibles por Vacunación e Inmunización de la oficina regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró a Euronews que de acuerdo a un estudio no estaba claro:

“Si los cambios aparentes se deben a la propia infección/enfermedad por covid-19, o a otros factores relacionados con la pandemia, como el aumento del estrés psicológico y los cambios en los comportamientos de salud”.