Suben de tono protestas por normalistas

Las protestas por la desaparición de 43 estudiantes normalistas se expandieron de nuevo por diferentes partes del país y del mundo mientras que en Guerrero, donde ocurrió el crimen, los reclamos se convirtieron en incendios que alcanzaron incluso el Congreso del Estado.

También hubo destrozos en la sede del Partido Revolucionario Institucional en Morelia, Michoacán; la toma de una caseta de peaje en Chiapas, protestas de estudiantes en Xalapa, Veracruz, e incluso manifestaciones de solidaridad con los normalistas durante el partido que la selección mexicana sostuvo contra su símil de Holanda, en Amsterdam, así como durante la inauguración del Festival de Cine de Los Cabos.

En Chilpancingo, capital de Guerrero, los incendios fueron causados, al parecer, por manifestantes y maestros de la Coordinadora Estatal para Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), quienes quemaron vehículos en el estacionamiento del Congreso del estado y luego incendiaron la tribuna del recinto.

Las imágenes mostraron cómo las llamas alcanzaron el interior del Palacio Legislativo y casi queman el podio con el escudo nacional y la bandera.

Momentos antes, los profesores habían prendido fuego a documentos en las oficinas de la Contraloría de la Secretaría de Educación de Guerrero, mientras otro grupo bloqueó la carretera Federal Chilpancingo-Tlapa. De acuerdo con reportes de prensa, los manifestantes arribaron a la sede gubernamental armados con palos, varillas y tubos.

Los integrantes de la CETEG se introdujeron a la sede y desde el primer piso aventaron sillas y papeles a la calle. Posteriormente, prendieron fuego a documentos y mobiliario.

En Michoacán, mientras, estudiantes de la Escuela Normal de Cherán bloquearon el Aeropuerto Internacional de Morelia “Francisco J. Múgica”, también en protesta por el crimen contra los estudiantes en Guerrero.

El tono de las protestas en Guerrero había escalado desde el martes, cuando maestros de la CETEG irrumpieron en la sede del PRI estatal causando destrozos y un incendio en las instalaciones.

En Morelia, los estudiantes normalistas vandalizaron las sedes de Acción Nacional (PAN) y Nueva Alianza (PANAL).

También, desde las 10:00 horas de este miércoles, un grupo de aproximadamente 500 personas impidió la circulación en ambos sentidos de la carretera de Chilpancingo y, de acuerdo con información de la prensa local, los inconformes atravesaron camionetas a la altura del entronque a la normal rural de Ayotzinapa.

A la par, cerca de 200 normalistas de Ayotzinapa y de otras escuelas rurales tomaron de manera pacífica la caseta de Palo Blanco en la Autopista del Sol.

En Veracruz, mientras, estudiantes de la Escuela Normal Veracruzana Enrique C. Rébsamen y de la Universidad Veracruzana también protestaron por sus compañeros desaparecidos en Guerrero.

En la entidad oriental, los medios locales reportaron que los jóvenes se manifestaron durante el recorrido de la antorcha encendida por el próximo inicio de los XXII Juegos Panamericanos y del Caribe, que del 14 al 30 de este mes se realizarán en Xalapa.

“No queremos juegos, queremos justicia”, exigieron los estudiantes de la Escuela Normal Veracruzana Enrique C. Rébsamen a los relevistas que cargaban la antorcha por las calles de aquella capital. En Chiapas, de acuerdo con reportes de los medios, personas encapuchadas y armadas con palos se apoderaron de una caseta de peaje en la carretera San Cristóbal-Tuxtla Gutiérrez, además de quemar dos vehículos y romper los cristales de la instalación.

En Amsterdam, mientras, ciudadanos mexicanos que acudieron al estadio Arena para el partido entre la selección nacional y la holandesa desplegaron fotografías de los estudiantes desaparecidos desde la tribuna.

Otras manifestaciones de repudio al crimen de los 43 normalistas también se registraron en la zona arqueológica de Monte Albán, en Oaxaca, donde integrantes de la organización Comuna –encabezada por Flavio Sosa, ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca- colocaron 43 siluetas en una de las pirámides y colocaron dos mantas con la leyenda “Hasta encontrarlos”.

(SINEMBARGO.MX)