Skip to content Skip to footer

Basurero en Naucalpan contaminó aguas de la Presa Madín, mueren decenas de animales

La Presa Madín enfrenta otros problemas contaminantes que afectan al cuerpo de agua como la plaga de lirio y las descargas residuales sin tratamiento

Un basurero con residuos de Naucalpan provocó la intoxicación y muerte de cientos de peces la Presa Madín, informaron autoridades federales. Con esto queda descartada  la versión de la falta de oxigenación a causa de los bajos niveles de agua como causante de la mortandad de la fauna en este cuerpo de agua.

Víctor Javier Bourguett Ortiz, director general del Organismo de Cuencas Aguas del Valle de México señaló que la contaminación y escurrimiento de intoxicantes se produjo desde un basurero que se abrió hace un año en una zona de tiraderos de Naucalpan conocida como La Rosa.

Para entender mejor: Preocupa cementerio de peces y aves en Presa Madín por contaminantes tóxicos

Desde este punto se originó una fuga de lixiviados –que son contaminantes tóxicos de fluidos o residuos sólidos de los basureros– y que corrió por el río San Juan hasta caer en la Presa Madín. Ahí cientos de peces murieron. Tras la intervención de voluntarios, activistas y autoridades, se retiraron cientos de peces sin vida.

Una fuente cercana al mantenimiento de este cuerpo de agua explicó que la existencia de peces carpa se debe a que la misma gente de la zona se ha encargado de introducir la especie de forma artificial, y que incluso, al haber un exceso de esta fauna podría afectar el mantenimiento y sistema potabilizador de la Presa.

Además, consideró importante que se prohíba la pesca al menos durante las siguientes semanas, mientras se realiza la debida investigación para determinar con mayor precisión la influencia de los lixiviados en la muerte de los peces. Hasta el momento no se conoce cuántos animales vivos también fueron contaminados y que podrían ser obtenidos por los pescadores.

El consumo de un pescado contaminado podría provocar afectaciones a la salud, ya que en la parte muscular de los peces que se contaminaron es donde se alojan los residuos de metales pesados como el aluminio, provenientes de dicho escurrimiento de los lixiviados.

Tal vez te interese: Ivanna, una niña activista de 13 años lidera la defensa de Presa Madín

Aunque el basurero fue clausurado, la Presa Madín enfrenta otros problemas contaminantes que afectan al cuerpo de agua como la plaga de lirio y las descargas residuales sin tratamiento provenientes de inmuebles aledaños. Actualmente, colectivos y activistas realizan trabajos en la zona para retirar el lirio que en 2019 se convirtió en una plaga que cubrió por completo la superficie del cuerpo de agua.

Lee también: La Presa Madín y el daño ambiental que las empresas se niegan a pagar