Skip to content Skip to footer

Conversatorio AD | El camino de la Amnistía en Edomex después de tres meses de su aprobación

¿Qué avances hay en su aplicación? ¿En qué casos puede solicitarse? ¿Cuáles son las cosas que faltan por hacer? Antonio Lara, del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, y el activista Humbertus Pérez, hablaron en torno al tema en el Conversatorio AD

Pasaron tres meses después de que se aprobó la Ley de Amnistía en el Estado de México para que fuera liberada la primera persona bajo estos preceptos. ¿Qué avances hay en su aplicación? ¿En qué casos puede solicitarse? ¿Cuáles son las cosas que faltan por hacer?

Durante el Conversatorio AD, el abogado Antonio Lara Duque, del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, y el activista Humbertus Pérez esclarecieron las dudas respecto a la puesta en marcha de la Ley de Amnistía en el Estado de México.

Para entender mejor: Aprobada Ley de Amnistía en Edomex

La ley se aprobó en diciembre, se publicó en enero y apenas hace cuatro días se liberó al primer amnistiado, ¿consideran que este es el ritmo que se necesita en la aplicación de esta ley?

Antonio Lara (AL): la cárcel está castigando la pobreza, la ignorancia y la rebeldía; si tienes una de estas tres características es probable que estés en prisión. El problema es que también estamos ante un sistema de justicia que se siente incómodo ante el hecho de que una persona de cualquier pueblo de este estado venga y le diga que su sistema de justicia no está funcionando.

Detectamos que hay resistencias aún a reconocer que la amnistía es una ruta de salida de las personas de la cárcel porque las autoridades –fundamentalmente el Poder Judicial y la Fiscalía– asumen que eso los pone en entredicho y esa no es la intención, la intención es recuperemos a los inocentes.

¿Cómo hacer para que la amnistía alcance a quienes la necesitan? ¿Cómo acelerar este proceso?

Humbertus Pérez (HP): Ya ahorita cuando menos llevaríamos unos 500… Hay un gran universo que con la voluntad de un juez de ejecución podría demostrarse que es primo delincuente y hay requisitos que sí se cumplen y están tardando la resolución los jueces a los que se les ordenó dar la amnistía. El plato fuerte va a ser la participación de la comisión de investigación de la Fiscalía, porque esa comisión especial es la que debe de dar esa apertura de que nosotros obtengamos el mayor número de amnistía, como el primer paso.

La parte fundamental es cómo van a establecer los mecanismos que tuvieron que haberse publicado ya, porque cuando la comisión nació en ese momento se tuvo que haber emitido el acuerdo de publicación en la gaceta y los considerandos y los procedimientos que iba a seguir la comisión.

Los jueces también están deteniendo [el proceso de liberación] de los cinco mil, se están echando la pelota de quien va a expedir la constancia de delincuente primario.

Pero de manera didáctica, ¿en qué consiste la ley de amnistía?

AL: Hay una amnistía directa (automática) y una amnistía complementaria.
En la amnistía directa son delitos menores –aborto, abigeato, robo con violencia sin uso se arma de fuego y robo simple–. Si me acusan de eso, le digo al juez ‘cumplo con lo que dice la ley’ y solicito mi libertad. Y, de acuerdo con la Fiscalía mexiquense, así hay cinco mil casos que tendrían que salir de forma directa.

Y la amnistía complementaria sí importa que seas inocente. Aquí es donde la comisión legislativa y las comisiones de derechos humanos pueden pronunciarse por la libertad de alguien, pero en el Estado de México estamos muy poco habituados a la intervención de estos organismos.

Así te hayan acusado de secuestro, de extorsión, de homicidio, pero tú no fuiste, empuja la amnistía complementaria. Esa es para recuperar inocentes, así de claro.

¿Las instituciones estaban receptivas para esta ley?

AL: Yo creo que preparadas en términos de personal, de recursos humanos, sí; en donde está haciendo corto circuito es en la mentalidad de un poder que dice ‘yo no puedo reconocer que me equivoco’.

Si en las amnistías directas estamos teniendo resistencias, estamos previendo que en las amnistías complementarias van a ser iguales o mayores porque ahí sí tenemos a compañeros y compañeras injustamente acusados de homicidio, de secuestro, pero fueron incomunicados, fueron torturados, no tuvieron debida defensa…

HP: Pero vamos a luchar y hemos hecho la amnistía nuestra… Por eso en nuestra petición de amnistía, en nuestras solicitudes va muy amplio cada una de las tres hipótesis: se violaron derechos, no se cumplieron principios del sistema penal acusatorio y que se tenga la presunción de que la carpeta es fabricada.