Skip to content Skip to footer

Cuatro acontecimientos que marcaron el calderonato

Existen diversos aspectos de la política exterior en el periodo 2006-2012 que se relacionan con el clima de violencia, la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado

La guerra contra el narcotráfico ––declarada por Felipe Calderón–– desató las cifras de los asesinatos en el país, debido a enfrentamientos entre el gobierno y el crimen organizado, así como la lucha entre cárteles. Estas acciones provocaron que distintas organizaciones a nivel internacional se pronunciaran a favor de la protección de los derechos humanos.

No te pierdas nuestro trabajo especial: Las manos sucias de Calderón

Existen diversos aspectos de la política exterior en el periodo 2006-2012 que se relacionan con el clima de violencia, la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado; sin embargo, 4 acontecimientos resaltan, de acuerdo con investigaciones académicas.

La Iniciativa Mérida 

Estados Unidos otorgó a México, en principio, mil 400 millones de dólares para la lucha contra el narcotráfico; esta iniciativa planteaba “que cada país actuaría en su propio territorio; la cooperación bilateral y la transferencia de equipo y tecnología estadounidense a México y el entrenamiento de personal mexicano”.

No obstante, como menciona César Estrada en el artículo “La Iniciativa Mérida y el combate al narcotráfico. Cooperación bajo concepciones inadecuadas”, en este “acuerdo”, el contexto mexicano dejó ver una serie de fallas que permitieron la proliferación del narcotráfico y el crimen organizado en su expresión más violenta. 

A partir del año 2007, el incremento de la violencia arrojó 121 mil 613 personas fallecidas por homicidio, 12 mil 990 desapariciones y 160 mil 000 personas desplazadas

Desplazamiento interno forzado

Desde afuera, la perspectiva que el mundo tuvo de la llamada guerra contra el narcotráfico se dio a partir de las estadísticas. El IDMC (Internal Displacement Monitoring Center) señala en el documento “MEXICO. Displacement due to criminal and communal violence”, que “informes basados ​​en archivos de fiscalías de todo el país han propuesto un total superior a 50,000 muertes”, en estas cifras se especifican los asesinados no asociados con los grupos armados, los denominados “daños colaterales”.

Militarización y Derechos Humanos 

En el informe “Ni Seguridad, Ni Derechos: Ejecuciones, desapariciones y tortura en la ‘guerra contra el narcotráfico’ de México”, se mencionan las consecuencias para los derechos humanos del enfoque del Presidente Felipe Calderón en la lucha contra los poderosos carteles de narcotráfico que operan en México.

Human Rights Watch encontró evidencias que sugieren que miembros de las fuerzas de seguridad habrían participado en más de 170 casos de tortura, 39 “desapariciones” y 24 ejecuciones extrajudiciales.

Además, Carolina Ruíz en “La guerra contra el narco de Calderón disparó violaciones a derechos humanos” menciona que, de acuerdo con Amnistía Internacional, las quejas presentadas ante la CNDH contra la Secretaría de la Defensa Nacional pasaron de ser 182 en 2006 a 1,230 en el 2008. 

Los medios de información

La visión de México, generada por esta guerra, provocó que el país se convirtiera en noticia internacional. Por ejemplo, El País publicó que: “Desde que al arranque de su gobierno en diciembre de 2006 Felipe Calderón lanzara una ofensiva en contra de las bandas criminales dedicadas al narcotráfico en México han sido asesinadas de media, y en números redondos, 27 personas cada día, 819 cada mes, 9.830 cada año hasta llegar a un total de 47.515 homicidios registrados al 30 de septiembre de 2011”.

CNN en español afirmó, en una cronología de la violencia, que en 2007, primer año completo de la guerra contra las drogas, 2,837 personas fueron asesinadas. 

Lee la siguiente parte: Los muertos y desaparecidos por la guerra contra el narco: el fracaso de Calderón