Skip to content Skip to footer

LX Legislatura Edomex, radiografía de un congreso de izquierda

El actual Congreso es distinto a los anteriores: tiene mayoría morenista pero el Ejecutivo ha sido cauteloso para mandar propuestas, principalmente, respecto a exigencias feministas y LGBT+

A la LX Legislatura del Estado de México, por primera vez caracterizada por una mayoría opositora, le restan poco más de 60 días y aún cuando hay unas 440 iniciativas pendientes, solo prevén aprobar cerca de 40 más.

El actual Congreso es distinto a los anteriores: tiene mayoría morenista pero el Ejecutivo ha sido cauteloso para mandar propuestas. Ahora los grupos parlamentarios son los principales actores, hay sesiones dos veces por semana en periodos ordinarios, se han aprobado algunas iniciativas que antes eran impensables y cambiaron al auditor superior.

Lee: Resumen de actividades de la LX Legislatura del Edomex

Entre ellas: retirar privilegios a los ex gobernadores, recuperar la facultad de calificar cuentas públicas, la Ley de Amnistía y por primera vez han dicho no a varios planteamientos del gobernador. 

El primer freno al Gobierno fue echar atrás la Ley del ISSEMYM aprobada por la anterior Legislatura, antes de irse, y con la cual transitaba del sistema solidario a uno de Afores, aunque no se ha logrado tener una nueva norma en la materia.

Adicionalmente han disminuido gastos en el Congreso, renunciaron al Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC) que les permitía entregar casi todo tipo de apoyos. También dejaron los bonos trimestrales y el seguro médico privado.

Temas pendientes

Tienen pendientes temas polémicos como: la despenalización del aborto, los matrimonios igualitarios, la eliminación del fuero, obligar al jefe del Ejecutivo estatal a rendir su  informe en la Cámara de Diputados mexiquense, bajar el financiamiento a los partidos, disminuir el tiempo de nombramiento a quienes ocupan magistraturas en el Poder Judicial y el privilegio de recibir su salario íntegro durante los primeros años de su retiro.

Morena ha sido criticada por no imponer su mayoría para diversos asuntos, entre ellos: no haber eliminado la tenencia, permitir la actualización de tarifas anuales como la del refrendo vehicular, autorizar deuda al Gobierno mexiquense, no asumir facultades para aprobar o rechazar incrementos a la tarifa de transporte que en este momento es atribución exclusiva del Gobierno estatal.

Te puede interesar: Dañan feministas fuentes y ventanas del Congreso Local; exigen aborto legal

En la actual Legislatura local suman mil 356 iniciativas de ley tramitadas y 584 puntos de acuerdo, que en conjunto, representan un incremento del 60 por ciento en el trabajo realizado por sus antecesores de la 59 Legislatura.

Hasta finales de junio del 2018, las y los anteriores legisladores tenían 972 iniciativas de ley y 245 puntos de acuerdo. En esta ocasión van mil 356 propuestas y 584 puntos de acuerdo enfocados a diversas autoridades, a quienes les han llamado la atención por incumplir con sus principales obligaciones.

Sin embargo, de todas las proposiciones al menos 191 precluyeron, es decir, agotaron su vida útil, fueron al archivo muerto y mantienen en estudio 440 que esperan reducir antes de la instalación de la nueva Legislatura.

Las diferencias

Entre las grandes diferencias entre el anterior periodo y el actual destaca la actividad de los grupos parlamentarios. Antes, quien más propuestas presentaba era el Ejecutivo estatal, ahora son los grupos parlamentarios; aparecieron las iniciativas ciudadanas y las del Poder Judicial.

De las mil 354 iniciativas que han tramitado las y los legisladores, al menos 450 son de los municipios, de las cuales 374 fueron tablas de valor; 40 tarifas de agua y el resto solicitudes para solucionar problemas de límites territoriales, peticiones para crear organismos municipales, entre otras.

Al momento suman 80 las iniciativas del Ejecutivo, cifra muy distinta a la de anteriores Legislaturas, donde el gobernador era el principal legislador y todo lo que proponía se aprobaba; mientras hace tres años le recibieron y sacaron adelante 217 temas; actualmente tienen iniciativas pendientes que no han tenido el visto bueno, entre ellas construir dos penales mediante el esquema de Asociación Público Privada (APP).

También, han bajado la petición de endeudamiento estatal, rechazaron aprobar deuda a municipios y en una fuerte polémica disminuyeron el número de integrantes de los ayuntamientos.

Para saber más: No al aborto, ni bodas gay, ni a la reforma del Estado, adelanta coordinador de los próximos diputados panistas

La actual Legislatura tuvo algunas confrontaciones con el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, Sergio Medina Peñaloza, quien se inconformó, entre otras cosas, por recortes al gasto de esa institución y cerró el curso para otorgar magistraturas únicamente a jueces de ese poder.

No obstante, las principales diferencias fueron con el ex rector, Alfredo Barrera, quien rechazó la propuesta de Ley Universitaria, el intento de etiquetar partidas presupuestarias y una iniciativa del PAN para reformar la Ley de la UAEMex.

¿Qué cambió?

El comportamiento de los grupos parlamentarios cambió, no sólo por su número, sino por las posibilidades de que sus iniciativas fueran aprobadas. Antes era más difícil que fueran avaladas por todos los partidos de oposición.

Quienes integran la bancada de Morena han entregado 233 propuestas, seguidos del PAN con 173, el PRD 116, el PVEM 82, el PRI 57, PT 48, la Jucopo 40, quienes no tienen partido 16 y del PES cuatro; así como otras propuestas presentadas en conjunto o comisiones, con la cual la cifra llega a 800 solo de las bancadas, cuando en la anterior Legislatura, hasta finales de agosto fueron 314.

Aunque de las 16 iniciativas ciudadanas apenas se atendieron unas cuantas, la población siguió presentando. Además el Tribunal Superior de Justicia, el cual por primera vez entregó cuatro, así como solicitudes de nombramientos de magistradas y magistrados y está por llevar más expedientes.

Parlamento Abierto

La actual Legislatura ha instaurado el Parlamento Abierto para estudiar varios temas, donde poderes y organizaciones han participado activamente, como fue en las reformas al marco jurídico a favor de la mujer, el electoral, amnistía y los trabajos para la conformación de una nueva Constitución.

Las cifras de sesiones en el pleno y trabajo en comisiones, así como foros y otros eventos han aumentado, al igual que la duración de las sesiones, los puntos enlistados, el debate y la actividad legislativa.

Luego de un largo debate con la UAEMex lograron nombrar al contralor de esa institución, renovaron el OSFEM y dejaron de otorgar permiso a los municipios para contratar más deuda a largo plazo.

Lee: Estas son las principales propuestas que se han hecho para la Reforma Constitucional mexiquense

El último jalón

Los y las actuales diputados todavía tienen julio y agosto para cerrar su gestión, en la cual cada año han tenido comparecencias del gabinete estatal para la glosa del informe del Ejecutivo y han citado a funcionarios por diversos temas, como el alza a la tarifa del transporte, las deudas al ISSEMyM

También, han realizado trabajos para sacar diversas iniciativas que no han logrado aterrizar, como la nueva Ley para el ISSEMyM, la agenda LGBTTIQ y han efectuado decenas de reuniones para solucionar problemas limítrofes entre varios municipios que esperan finiquitar antes del 5 de septiembre.

Todo esto, en medio de la pandemia, que modificó los trabajos legislativos desde marzo del año pasado, sin que hasta el momento se hayan normalizado por completo, y de un proceso electoral que llevó a pedir licencia al 80 por ciento de las y los diputados en busca de nuevos cargos.

Te puede interesar: Pese a exigencias, ley de identidad de género para el Edomex se mantiene en promesas

La primera Legislatura con mayoría de izquierda privilegió los consensos, prácticamente no usó su “aplanadora”. La han acusado de tibia, perdió la mayoría calificada porque se le fueron dos diputadas y a sus aliados al menos uno.

Ha habido cambios, pero sin cimbrar al sistema.