Skip to content Skip to footer

Motociclistas piden #JusticiaPorVera, joven asesinado en Metepec

El joven además de ser parte de grupos de motociclistas era defensor de derechos humanos de esos grupos

Entre el rugir de los motores de las motocicletas, fue despedido Carlos Vera asesinado el domingo 5 de diciembre en Metepec. Amigos y familiares acompañaron el cortejo que resguardada el cuerpo del joven a su última morada.

Lee: No hay patrullas que paren la violencia en Metepec 

“Desde el momento en el que lo conocí fue una persona excepcional, fue una persona entregado a la profesión dentro del moto club, y del área de bomberos”, platica entre lágrimas, Armando Velázquez, compañero de Carlos.

Los presentes coincidieron en la gran labor que hizo el motociclista en vida: “El compartir el pan y la sal era importante para él. En la rodada era un gran líder que siempre lleva a su gente por el buen camino; lo importante para él era la familia”.

El grito de justicia, las lágrimas y las porras no faltaron mientras el féretro era colocado en su última morada. Carlos Vera, un joven de 31 años de edad, fue asesinado el domingo pasado en en la colonia Izcalli Cuauhtémoc, en las calles de Margaritas y Flor Loto, Metepec.

Los hechos se registraron después de que Vera acudió a dicho lugar para encontrarse con dos personas a quienes contacto vía Facebook para comprar un auto; sin embargo, al momento de contactarlo le exigieron el dinero, mismo que no llevaba con él, lo que provocó que dispararan en su contra.

“Haremos todo, todo lo que sea por logar que detengan a quien lo privó de la vida, quien asesino a Carlos porque el tiro fue por la espalda y eso es traición y rebasa lo que es un homicidio”, comento, Patricia Velázquez, tía de Carlos.

El joven además de ser parte de grupos de motociclistas era defensor de derechos humanos de esos grupos.

Un grito de justicia

Después de realizar los servicios funerarios, el contingente de Biker se traslado hasta las inmediaciones de Paseo Tollocan a la altura de las Torres Bicentenario. Ahí realizaron el cierre de los dos sentidos, con la finalidad de exigir a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México un avance en la investigación.

“No le dieron oportunidad de defenderse, no le dieron tiempo de decir me rindo y eso convierte en palabras coloquiales un homicidio y un asesinato”.

Por varios minutos, se impidió el paso de cualquier vehículo; fue hasta que Julio Ortiz, Subdirector de enlace interinstitucional de la Fiscalía mexiquense, llegó al punto para hacer contacto con los familiares de Carlos.

“Me mandaron de la oficina para atender el tema, ahorita nos vamos a la Fiscalía para que atienda el fiscal de homicidios y dar avance a la investigación”.

Después, los manifestantes abrieron la circulación; sin embargo, señalaron que si la investigación no registra un avance prevén un nuevo cierre con más de 3 mil motociclistas.