Skip to content Skip to footer

¿Qué está pasando en Ecuador?

Después de 14 días de paro, las consignas cobran fuerza: ¡Fuera Lasso, Gobierno Popular!

El paro y levantamiento indígena-popular en el Ecuador contra las medidas neoliberales que ha implementado el gobierno de Guillermo Lasso cumple dos semanas. Las intensas protestas lograron que el gobierno hiciera hiciera ofrecimientos a los manifestantes, la eliminación del estado de excepción y que la Asamblea Nacional del país sudamericano discuta este domingo la destitución del presidente.

Te recomendamos: Anuncia presidente de Ecuador prolongación del estado de excepción por violencia

Un  acelerado incremento en combustibles, insumos al campo y alimentos, se combina con políticas que han terminado por eliminar derechos y descargar en las mayorías el peso de la situación económica. Ante esto, las protestas se han extendido a las 24 provincias que comprenden al Ecuador y han sido encabezadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, cuyo pliego de diez puntos ha encontrado respaldo en otros movimientos, organizaciones y sectores de la población.

Estas intensas protestas tienen como antecedente inmediato el levantamiento indígena-popular de octubre del 2019, que logró echar abajo un paquete económico planteado desde el Fondo Monetario Internacional y asumido por el gobierno del entonces presidente Lenin Moreno. Además de una arraigada historia de movilización, que en las últimas décadas echó a bajo los gobiernos de tres presidentes: Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez. 

¿Qué exigen?

La CONAIE ha insistido en que la movilización iniciada desde el 13 de junio es legítima porque acudieron por un año a un diálogo con el gobierno en el que no encontraron respuestas; además en el marco del paro nacional, el lunes 13 ingresaron de manera formal al despacho de la Presidencia de la República el documento con las 10 demandas y propuestas  que mantienen.

Dichas demandas son respaldadas por organizaciones como el Frente Popular y el Frente Unitario de Trabajadores, quienes representan los intereses de la mayoría de la población,

Demandas

1. Congelar los precios del diésel a 1,50 dólares, la gasolina extra y ecopaís a 2,10 dólares y focalización de subsidios a sectores vulnerables.

2. Moratoria de las deudas  en la banca pública, privada y cooperativa. Condonación de las deudas de los pequeños y medianos productores del campo.

3. Precios justos en los productos del campo en las tres regiones del país, subsidio agrícola y no firmas de Tratados de Libre Comercio que destruyen la producción nacional.

4. Empleo, derechos laborales, libertad de sindicalización y organización de la clase trabajadora.

5. No a la ampliación de la frontera extractiva minera/ petrolera, auditoría y reparación integral por los impactos socioambientales.

6. Respeto a los 21 derechos colectivos: educación intercultural bilingüe, justicia indígena, consulta previa libre e informada, organización y autodeterminación de pueblos indígenas.

7. Alto a la privatización del patrimonio nacional y no al sometimiento de los tribunales internacionales.

8 Políticas de control de precios y la especulación en el mercado de los productos de primera necesidad que hacen los intermediarios y abuso de precios en los productos industrializados en las cadenas de supermercados.

9. Garantizar el acceso de la juventud a la educación superior y mejoramiento de la infraestructura en escuelas, colegios y universidades. Fortalecimiento de la salud y educación en escuelas, colegios y universidades. Fortalecimiento de la salud y educación, incluyendo la asignación de presupuesto urgente frente al desabastecimiento de los hospitales por falta de medicinas y personal.

10. Seguridad, protección y generación de políticas públicas efectivas para frenar la ola de violencia, sicariato, delincuencia, narcotráfico, secuestro y crimen organizado que mantiene en zozobra al Ecuador.

Tal vez te interese: Kenia Hernández, cuando defender la vida incomoda al poder

Después de 14 días de paro, las detenciones, muertes y estados de excepción en diversas provincias, las organizaciones sociales plantearon la consigna: ¡Fuera Lasso, Gobierno Popular!, posición que si bien no ha sido aún retomada por la CONAIE, es un escenario que se acerca más en la opinión de los movilizados.

“Estamos aquí para llevar los diez puntos en respuesta a nuestras comunidades a nuestros pueblos. Algunos compañeros, o mejor dicho la mayoría de compañeros, en vista de 14 días sin respuesta han dicho mejor que se vaya el gobierno; pero nosotros decimos con absoluta claridad, no hemos venido por ese objetivo, venimos por los diez puntos y si pasa a otro escenario es respuesta que tiene que dar la Asamblea Nacional; así que pedimos a los asambleístas si son coherentes con el pueblo votaran a nuestro favor”,  señaló esta tarde Leonidas Iza, presidente de la CONAIE, ante los contingentes indígenas.

Y es que este domingo la Asamblea Nacional  sesiona para tratar como único punto una petición de destitución de Lasso, promovida por más de 40  legisladores. Por ello, la CONAIE ha referido en su discurso que deja en sus manos la definición de la continuidad del gobierno. Sin embargo, el escenario para que hoy sea destituido el presidente aún es lejano, pues se requiere del voto de al menos 92 de los 137 legisladores.

¿Qué medidas ha tomado el gobierno?

Hasta el momento las respuestas que ha dado el gobierno han sido consideradas como insuficientes por el movimiento, por lo que la inconformidad aumenta.

El pasado 18 de junio Guillermo Lasso respondió por escrito a la CONAIE, a cada uno de los puntos, al mismo tiempo que decretó el estado de excepción en varias provincias del país. Esto empujó a las fuerzas del orden a reprimir las movilizaciones, con un saldo que de manera extra oficial es de seis muertos, decenas de heridos y siete desaparecidos; además de una nueva demanda del movimiento relacionada con la justicia por estos hechos.

Lee también: Políticos latinoamericanos reaccionan al triunfo de Gustavo Petro y Francia Márquez en Colombia

El resultado de estas acciones llevó a la Asamblea Nacional a discutir el punto de la destitución del presidente; lo que influyó para que durante las últimas horas se diera un primer acercamiento de la CONAIE con el gobierno, el levantamiento del estado de excepción  y algunas otras respuestas favorables que fueron precisadas la tarde de este domingo por Leonidas Iza.

“Hemos ganado unos puntos pero no hemos ganado los puntos centrales. El presidente de la república vía decreto garantizó el 50% de descuento de la urea, pero la producción no se hace solo con la urea, entonces debe resolver el problema de todos los insumos; también que va a condonar las deudas del banco público, hasta 3 mil dólares, lo que decimos es que debe extender hasta 10 mil dólares; ha duplicado el presupuesto de la educación intercultural, no es la gran cosa, pero garantiza que los derechos mínimos de los pueblos se tengan, eso gracias a la lucha”.

El presidente de la CONAIE también destacó que el gobierno de Lasso ya ha decretado el estado de emergencia en el sistema de salud; sin embargo, aún esperan que exista presupuesto para atender esta situación.

“Los puntos que no hay respuesta es combustible, al tema financiero, el  tema minero-petrolero y como no tenemos esos puntos vamos a seguir luchando”, expresó el presidente de la CONAIE, mientras llamó a sus bases a reorganizarse para hacer una movilización masiva este lunes.