Skip to content Skip to footer

Villa Guerrero marchito; granizada destruye cerca del 80% de la producción de flor

Se trata de un fenómeno sin precedentes, consecuencia del cambio climático, que afectó las comunidades de Coxcacoaco, Jesús Carranza, San Felipe, Buenavista y la cabecera municipal

Decenas de productores de Villa Guerrero han perdido entre el 70 y el 80 por ciento de la producción que esperaban comercializar el próximo 14 de febrero; a esto se suman perdidas parciales y totales de invernaderos dañados a consecuencia de una granizada ocurrida el pasado 16 de enero.

“Yo que me acuerde nunca había visto una granizada así, calló muchisísimo […] desde que era niño nunca vi algo así“, explicó Don Pedro, un pequeño productor de rosas en la comunidad de Coxcacoaco.

Don Pedro, floricultor de VIlla Guerrero muestra un granizo de la tormenta / Foto: Jesús Mejía

La tormenta de granizo lo sorprendió; sus perdidas son múltiples, tan solo el plástico dañado es de 4 mil 600 pesos, a lo que se le suma la perdida del 70 por ciento de su flor y daños en las estructuras de sus invernaderos.

Se trata de un fenómeno sin precedentes, consecuencia del cambio climático, que afectó las comunidades de Coxcacoaco, Jesús Carranza, San Felipe, Buenavista y la cabecera municipal.

Al respecto, la Secretaría del Campo anunció que realiza trabajos para evaluar la superficie dañada y las afectaciones en las distintas comunidades. Sin embargo, ni la dependencia estatal, ni el ayuntamiento han anunciado cómo se atenderá la contingencia o si existirá algún tipo de apoyo.

Los productores como Don Pedro piden la intervención de las autoridades para aminorar los altos costos que traerá la recuperación ante este fenómeno.

“No puede hacer uno más que volverse a levantar, hay que lucharle, porque de aquí comes, de aquí sostienes a tu familia”.

Invernaderos destruídos por la caída de granizo / Fotos: Jesús Mejía

El sector florícola arrastra dificultades

Villa Guerrero produce poco más del 65 por ciento de la flor total en el país, siendo también el principal municipio exportador hacia países como Estados Unidos y Canadá.

En agosto del 2020 el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Estado de México dio a conocer las afectaciones que ocasionaron las restricciones por covid-19 en el sector agroindustrial, las medidas implicaron que al menos 20% de los invernaderos –de los 15,000 que existen, mayoritariamente en Villa Guerrero, Tenancingo y Coatepec Harinas–, estaba en desuso.

Pese a la reactivación económica, al sector se le suma que en los últimos dos años ha existido un crecimiento exponencial de los costos de agroinsumos, que en algunos casos han llegado a incrementarse hasta un 130%.

De esta manera, Pedro Villegas explicó que en el último año que el bulto de 25 kilos de fertilizante para sus rosas pasó de 380 a 500 pesos.

Por último, otro de los aspectos que afectan directamente a los productores, es el llamado “cobro de piso” que se ha implantado en el municipio y encarecido aún más todos los productos.

Efectos del cambio climático

De acuerdo con la plataforma Meteored el granizo es una forma de precipitación poco común, que consiste en hielo sólido que se forma dentro de las corrientes ascendentes de las tormentas.

El granizo se forma dentro de nubes de tormenta (cummulonimbus), dónde las gotas de agua son impulsadas hacia zonas frías de la atmósfera y las congela, a su vez, éstas congelan a otras gotas, permitiendo que se aglutinen unas con otras y cuando se vuelven pesadas, y las corrientes de aire no las soportan, caen en forma solida.

Su tamaño varía dependiendo de la cantidad de gotas de agua que puedan retener.

Estudios han señalado que el cambio climático podría influir en la frecuencia y gravedad de las tormentas con granizo en el mundo, con temperaturas atmosféricas más altas debido al calentamiento global, se espera una mayor concentración de energía por lo que podríamos prever un aumento en la frecuencia e intensidad de las tormentas.

A diferencia de los cambios naturales, los últimos años se han caracterizado por variaciones rápidas de las condiciones climáticas provocadas por la actividad humana, que generan eventos extremos con grandes afectaciones en el entorno, como ocurrió el pasado fin de semana en Villa Guerrero.

De acuerdo con el Atlas de Riesgos ante el Cambio Climático en el Edomex, las afectaciones principales producidas por este fenómeno son las inundaciones, derrumbes, pérdida de masa forestal y cultivos, hundimientos, destrucción e inundación de viviendas, destrucción de vías de comunicación, afectación en la dotación y producción de bienes y servicios. En conjunto, derivan en perdida de vidas, migración y profundización de fenómenos como el de la pobreza.