Skip to content Skip to footer

Al límite seis presas del Edomex

Las lluvias atípicas aún son un riesgo latente para los cinco municipios donde se encuentran estos cuerpos de agua

Seis de las 13 principales presas del Estado de México, ubicadas en Jilotepec, Atlacomulco, Aculco, Almoloya de Juárez y San Felipe del Progreso, se mantienen por encima del 100 por ciento de su capacidad, mientras que las presas de Villa Victoria y Valle de Bravo están 32 por ciento y 48 por ciento por abajo de su límite.

Para saber más: Inundaciones en el Edomex, el desastre anunciado

De acuerdo con el monitoreo automático de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), hasta el 11 de octubre las presas del Estado de México han mantenido una recarga desigual que para el caso del sistema Cutzamala puede derivar en problemas de desabasto durante la temporada de estiaje en 2022.

En cuanto a las presas al límite, la Conagua descartó riesgos de desborde; sin embargo, las lluvias atípicas aún son un riesgo latente para los cinco municipios que se encuentran en los alrededores.

Para este lunes la Conagua reportó la siguiente capacidad en las presas:

  • Danxho en Jilotepec 101 por ciento
  • El Molino en Aculco 102 por ciento
  • Francisco José Trinidad Fabela en Atlacomulco: 101 por ciento
  • Ignacio Ramírez en Almoloya de Juárez: 109 por ciento
  • San Andrés Tepetitlán en San Felipe del Progreso: 104 por ciento
  • Ñado en Aculco: 101 por ciento
  • Valle de Bravo 53 por ciento
  • Villa Victoria 67 por ciento

Las fuertes lluvias que se han registrado desde el pasado 21 de septiembre en gran parte del país dejaron 75 presas al máximo de su capacidad, estas circunstancias también beneficiaron al sistema Cutzamala, pero no ha sido suficientes para revertir el efecto de la sequía que afectó desde 2020 y aún tiene efectos en algunos municipios.

Tal vez te interese: Decrecen presas del sistema Cutzamala pese a temporada de lluvias

De acuerdo con el Monitor de Sequía de la Conagua, los efectos de este fenómeno han sido muy marcados durante todo el año en Villa Victoria y Valle de Bravo.

En el primer caso registró de enero a febrero sequía moderada, en los meses siguientes y hasta julio severa, mientras que aún el 15 de septiembre presentaba una intensidad catalogada como anormalmente seca. En Valle de Bravo se presentaron los mismos periodos y condiciones, con excepción de que aún se cataloga en situación anormalmente seca.

Ante la crisis en la recaudación de agua originada por la sequía que azotó al país desde principio del año, Conagua tomó la decisión de disminuir la cantidad de agua suministrada al Edomex y la capital del país desde el sistema Cutzamala lo que ha generado afectaciones a miles de habitantes.

El caso de las presas es apenas un ejemplo de cómo afecta el cambio climático en el Edomex. El atlas de riesgos ante el cambio climático en la entidad define este fenómeno como un cambio estable y durable en la distribución de los patrones de clima en periodos de tiempo.

A diferencia de los cambios naturales, los últimos años se han caracterizado por variaciones rápidas de las condiciones provocados por la actividad humana, que generan eventos climáticos extremos y con grandes afectaciones en el entorno natural.