Skip to content Skip to footer

El suicidio, derrota social (parte 2)

Edomex es la única entidad del país cuya Ley de Salud no está vigente, fue abrogada en 2001; tampoco cuenta con una Ley de Salud Mental

El suicidio es un problema de salud pública y es tarea del Estado brindar los elementos para su prevención; sin embargo, los centros de atención en el Estado de México son limitados. A nivel nacional el panorama tampoco es alentador porque el 85% de las personas no reciben atención.

Lee: El suicidio, derrota social (parte I)

En México, la constitución señala que “toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución”.

Respecto al tema, existe una Ley General reglamentaria del artículo 4º constitucional, cuyo capítulo VII está dedicado a la salud mental, específicamente, el en el art. 166 bis 21 hay una mención al suicidio como referencia a la eutanasia y su prohibición. Sin embargo, no menciona la ideación ni a la conducta suicida y tampoco se considera su atención o prevención.

Como se menciona en el artículo “Análisis comparativo del marco legal en salud mental y suicidio en México” —de rosario Valdez-Santiago y otros autores—, el Estado de México es la única entidad del país cuya Ley de Salud no está vigente, fue abrogada en 2001; tampoco cuenta con una Ley de Salud Mental.

No te pierdas: Las acompañantes: una lucha por la interrupción legal y segura del embarazo en Edomex

Las tareas del Estado para detener el suicidio

De acuerdo con el doctor Alonso Gutiérrez Novel —director del Instituto Mexiquense Contra las Adicciones— la atención del suicidio se está trabajando actualmente. Existe una brecha entre las instituciones que brindan atención y las personas, incluidos los familiares que la requieren.

El suicidio es un asunto para el que existen factores de riesgo que van de razones orgánicas al consumo de sustancias; la depresión es uno de los más importantes y debe ser tratada de manera farmacológica o con psicoterapia.

Se dice que el suicidio es responsabilidad de las instituciones y de la sociedad porque para llegar a impedir que suceda se requiere vigilancia y encender a tiempo las alarmas de búsqueda de un diagnóstico y tratamiento; sin embargo, en muchos casos el detonante de la alarma es el intento de suicidio que es atendido en algún centro de salud.

Te puede interesar: Insuficientes las medidas para atender la salud mental durante la pandemia en el Edomex

Difícil acceso a la salud mental en el Edomex

En el Estado de México existen instituciones enfocadas a la salud mental, pero es difícil acceder, ya sea por falta de información o porque no existe la búsqueda en el lugar adecuado.

Entre algunos otros sitios de atención, en la entidad existen dos Centros Integrales de Salud Mental (Cisame) que dependen administrativamente del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM).

Estos centros “tienen el objetivo de proporcionar prevención y atención ambulatoria con especial énfasis en actividades de promoción, diagnóstico temprano, tratamiento oportuno y rehabilitación de niños, adolescentes, adultos y adultos mayores con trastornos mentales”.

El director del Cisame Chimalhuacán, en entrevista para AD Noticias, explicó que este es un centro regional que no sólo atiende a personas del municipio y de la región sino a gente de otros estados.

El Cisame cuenta con únicamente con tres psiquiatras, cinco psicólogos, dos médicos generales, una trabajadora social, dos enfermeras, y personal administrativo, todos capacitados para la atención en salud mental. En ocasiones la alta demanda provoca un mayor espacio entre las citas.

El Instituto Mexiquense contra las Adicciones también puede brindar consultas relacionadas con la salud mental a través de los denominados Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA). Están “dirigidos a prevenir y atender el uso y abuso de sustancias adictivas. En los CAPA laboran psicólogos, médicos y trabajadores sociales, especializados en la prevención y tratamiento del consumo de alcohol, tabaco y otras drogas”.

Lee: Aumenta violencia contra mujeres durante pandemia en Edomex, ¿por qué?

Para llegar a estos centros, los mexiquenses deben llamar a la línea de la vida federal; no existe un número específicamente para la entidad.

Algunas cifras

El portal Animal Político publicó un documento en 2018 en el que se menciona que “85 % de las personas enfermas no recibe atención, y quienes la reciben tardan desde siete, hasta 30 años en obtener un tratamiento, de acuerdo con la presidenta la Red Voz Pro Salud Mental, Dunia Pintado Inzundegui”. ,

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud recomienda destinar de 5 al 10 por ciento del presupuesto federal a atender la salud mental; sin embargo, en México solo se destina 2 por ciento.

Además, información publicada en el Boletín UNAM en 2019 menciona que en el país 15 de cada 100 habitantes sufre depresión, “y la cifra podría ser mayor porque algunas personas jamás han sido diagnosticadas y viven hasta 15 años sin saber que tienen esta afección”.

Según información publicada en 2018  en el periódico La Jornada, la depresión era la segunda causa de muerte en el Estado de México en ese año y los hombres eran  los más afectados.

No te pierdas: El negocio de la basura en Edomex: el dinero por encima de la salud pública

En 2016 en el país había 4,393 psiquiatras para una población de 119 millones 530 753 habitantes, lo que significaba una  tasa de 3.68 psiquiatras por cada 100 000 habitantes.

Es un hecho, coinciden los expertos, que, en materia de prevención del suicidio y salud mental, en el país y en la entidad, falta mucho por hacer. Se requiere desde un compromiso institucional más allá del cumplimiento de un programa hasta un trabajo social que incluya la vigilancia, la empatía y la consciencia de que cada suicidio o intento de suicidio es una derrota de todos.