Skip to content Skip to footer

La historia de una escuela que fue robada en Toluca y detonó la movilización social

Esta situación detonó un bloqueo de más de 5 horas en Bulevar Aeropuerto el pasado 9 de diciembre

Los pueblos otomíes de la zona norte de Toluca han construido desde hace 20 años la escuela Sentimientos de la Nación a través de la organización y movilización social. Ahora, ante la creciente inseguridad, este esfuerzo se ha convertido en el antecedente y epicentro de las recientes protestas y bloqueo del Bulevar Aeropuerto por más de cinco horas.

Lee: Autodefensas en el norte de Toluca, la opción desesperada ante la violencia

Localizada en el Barrio de San José Guadalupe Huichochitlan,  la escuela Sentimientos de la Nación es un punto donde convergen San Andrés Cuexcontitlán, San Cristóbal Huichochitlan  y San Diego de los Padres Cuexcontitlán. También, ahí confluyen la marginación, urbanización e inseguridad.

“La escuela surgió hace 20 años como un reclamo de la comunidad pues no había servicios educativos; atendimos ese reclamo, participamos en el proceso asambleario, empezamos dando clases en casas habitación. Más tarde con apoyo de la comunidad el terreno fue donado por vía del comisariado ejidal a la secretaría de educación”.

Así lo explica Italo Ricardo Díaz, director de la escuela secundaria Sentimientos de la Nación, quien vivió todo este proceso. Desde dar clases en casas y tener un área administrativa en una tiendita,  hasta hacer tequio ––limpieza colectiva–– para construir los primeros edificios provisionales de la institución, que aún se observan en el plantel, como testimonios de un largo proceso.

Aulas de la primaria y secundaria Sentimientos de la Nación. / Fotos: Carlos Pérez

Después vinieron las labores de gestión, movilización y demanda que gradualmente han dotado de infraestructura al plantel. Sien embargo, todavía es limitada porque carecen de laboratorio, lo que los llevó a improvisar un huerto escolar en donde el estudiantado aprende distintos procesos. Por ello, el director lamenta que la escuela haya sido robada en 3 ocasiones, las pérdidas de la última vez ascendieron a 300 mil pesos.

Inseguridad

Computadoras, proyectores, sonido, microscopios son parte de los materiales que fueron sustraídos. Esta situación detonó un bloqueo de más de 5 horas en Bulevar Aeropuerto el pasado 9 de diciembre; una acción conjunta entre vecinos, padres de familia y miembros de la escuela.

Ahora estamos en el trámite para ver si es posible que nos resarzan parte de lo perdido, pero es complicado. Hay que ir a la fiscalía para la denuncia de hechos y ahí empieza otro pleito porque te empiezan a cobrar para los traslados de los peritos. Por eso cuando nos lanzamos al distribuidor vial fue un cumulo de cosas; una ya teníamos mucho tiempo denunciando  inseguridad y dos nos pareció increíble que continuaran con esas prácticas, la propia fiscalía, de los encargados de administrar la justicia. Ahí se les enseña a los jóvenes dignidad”, explica el profesor.

Lee: Asesinan a estudiante y agreden sexualmente a su acompañante en Toluca

Días después de la toma del distribuidor, se llevun diálogo en la escuela, entre estudiantes, maestros, padres de familia y autoridades de distintos niveles, que dieron respuestas aún insatisfactorias para los asistentes.   

“No traían respuesta a temas tan elementales como lo de un velador (…). Se espantan cuando en la comunidad escuchan como un secreto a voces la idea de una autodefensa, pero no se espantan cuando descubren que una escuela tiene que pagar su velador o que una maestra tiene que defenderse con las uñas y con tierra para evitar ser ultrajada”.

Para Italo Díaz más allá de la respuesta de las autoridades, la acción tuvo una labor pedagógica,  pues se le presentó en su condición de funcionarios con responsabilidades: “no son los tlatuanis, están para servir no para servirse de la gente”.

Pedagogía de dignidad

En la escuela Sentimientos de la Nación fue pintado un mural con las figuras de Zapata, el Che Guevara y Lucio Cabañas; acompañado de los nombres de quienes participaron en su elaboración. La obra es un sello de identidad que representa la lucha social, por la cual los profesores buscan dar respuesta a la realidad actual.

 

Mural en la escuela Sentimientos de la Nación. / Foto: Carlos Pérez

“El historial no se reduce a la lucha reciente contra el problema de la inseguridad. Está también muy articulado con el propósito de poder brindar una educación emancipadora en los jóvenes, en el sentido de que hay que remover mucho de las curriculas escolares”.

No te pierdas: Habitantes de la zona norte de Toluca se reúnen con autoridades; exigen seguridad

Para el director de la secundaria las materias impartidas deben ser explicadas  y entendidas de forma distinta, pues la realidad cultural y el contexto social son muy diferentes. En el plan oficial se priorizan materias como el inglés como segunda lengua y no el otomí; se omiten temas como el 2 de octubre, la guerra sucia en México y los problemas de género. Además, hay problemas como la contaminación del rio Lerma que afecta localmente y no se tocan.

“Ahí el  maestro tiene que desarrollar un proceso sistemático de investigación y acción, no solamente ser un reproductor de los planes y programas de estudio, tiene que ser un creador, tiene que reconstruir muchos conceptos y llevarlos al aula para que los chicos sean reflexivos y críticos (…) poder identificar las causas de los problemas”.

La difícil situación de la niñez y la juventud

La economía informal, las artesanías,  la mano de obra de las empresas y el crimen organizado son las principales alternativas que tienen las nuevas generaciones de las comunidades otomíes de Toluca.

En este contexto, la escuela Sentimientos de la Nación comenzó a trabajar propuestas económicas alternativas para los jóvenes. Un ejemplo son las cooperativas que permitan emplear a este sector de la población económicamente activa desde muy temprana edad.

Por ello, su lucha no solo se da en las aulas, sino fuera de ellas también. Buscan dar solución a los problemas que las autoridades se niegan a resolver.

”Hay un movimiento en curso, mañana se instalará una placa previa al diseño de un antimonumento; haciendo alusión a que todos los que entran, entran a pueblos en resistencia; ya hay una lucha contra hegemónica, ya empezó y ahí va”, concluye el director.

Director de la escuela Sentimientos de la Nación. / Foto: Carlos Pérez